Kiko Rivera: “No quiero que me hayan metido en un marrón sin saberlo”

El Dj habló con su hermana para felicitarla por su cumpleaños y le desveló en qué punto se encuentra su relación con la tonadillera. Según comentó el hijo de Isabel Pantoja su deseo es enterrar el hacha de guerra pero intuye que su madre no lo hará.

“¿Tan complicado está?”, le ha preguntado Isa a Kiko sobre la situación en qué se encuentra la relación entre madre e hijo. le ha dado una clara respuesta: “Es tan sencillo como que mamá marque un teléfono. Se ha dado la vuelta al tablero, ahora estoy yo donde estabas tú, pero hay que poner cada uno de su parte. Si no es imposible que la cosa se solucione”.

Kiko Rivera ha decidido entrar por teléfono en “La Casa Fuerte” para felicitar a su hermana, que este domingo celebraba su 25 cumpleaños y tranquilizarla con respecto a todo lo que ocurre en el seno familiar. Isa Pi se enteraba de las duras declaraciones de su hermano en Lecturas, cuando se encontraba aislada en el realitie de Telecinco. Era Jorge Javier el encargado de transmitirle una noticia que provocaba un ataque de ansiedad a la pequeña de los Pantoja.

Después de verla tan mal el pasado jueves, Kiko quería hablar con su hermana: “Se me partió el alma al verte así. No quiero verte llorar, quiero verte disfrutar con mi cuñado, no pienses en nada del exterior. Disfruta tu momento que te lo mereces”, le ha empezado diciendo.

Kiko le ha dedicado a su hermana unas preciosas palabras: “Hoy hace 25 años que llegaste a mi vida, te quiero pedir perdón públicamente si alguna vez te he hecho daño. Siempre serás la niña de mis ojos, te quiero con el alma. Te amo”.

Kiko le ha dicho a Isa que “lamentablemente esto va a seguir por parte de mamá ”

“Estoy hecho polvo, la vida sigue. No se puede decir el yo nunca, sé que es difícil que esto coja buen camino pero nada es imposible. Estoy pasándolo muy mal, si fuera por mí yo lo frenaba en el momento de ya, pero sé que lamentablemente esto va a seguir por parte de mamá. Para mí esto es lamentable”-le decía Kiko Rivera, dejando claro que teme las consecuencias de sus actos y la respuesta de su madre a sus declaraciones en Lecturas.

Kiko Rivera ha justificado las sorprendentes acusaciones que hizo a su madre con respecto a su actuación en la gestión de su herencia y se ha desahogado con su hermana pequeña: “Tengo que luchar, ya no por la herencia, no quiero que me hayan metido en un marrón sin saberlo. Ya tengo mi familia”.

“Date tiempo”, le ha aconsejado Isa quién no duda que, al final, madre e hijo arreglarán sus diferencias. Tras despedirse de su hermano, ha querido enviar un mensaje a su madre, Isabel Pantoja, consciente de que en estos momentos estará “destrozada”. “También le digo que se tome tiempo, que no escuche a nadie, que no hable con nadie. Llegará el día que se sienta a gusto para llamar, lo sé. Y que la quiero mucho”, ha dicho.