La Familia Real británica contra “The Crown”

Las reacciones a la cuarta temporada de la serie de Netflix no se han hecho esperar, incluso la del propio palacio de Buckingham

MADRID, 14/11/2020.- El actor Josh O'Connor, en el papel del príncipe Carlos, y Emma Corrin, como la princesa Diana, actúan durante una escena de la cuarta temporada de la serie "The Crown", en una imagen facilitada sin fechar. Tan querida como incomprendida, Diana de Gales (1961-1997) vuelve a la actualidad con la cuarta temporada de "The Crown" (Netflix), que se estrena este domingo y que será una oportunidad para revisitar del estilo de esta mujer fascinante que eclipsó al mundo entero en la década de los ochenta y noventa. EFE/Netflix/Des Willie SOLO USO EDITORIAL NO VENTAS NO ARCHIVODes WillieDes Willie/Netflix

Las reacciones a la cuarta temporada de la serie de Netflix ‘The Crown’ no se han hecho esperar, incluso la del propio palacio de Buckingham. Según apuntan fuentes cercanas al príncipe Carlos en el diario ‘Daily Mail’, sobre cómo aborda el matrimonio de Carlos con Diana de Gales, los problemas alimentarios de la princesa y la relación del heredero con Camilla, su opinión es clara: “esto es drama y entretenimiento con fines comerciales, que se hacen sin tener en cuenta a las personas involucradas a quienes se les secuestra y explotan sus vidas (...) En este caso, es arrastrar cosas que sucedieron en tiempos muy difíciles hace 25 o 30 años sin pensar en los sentimientos de nadie. Eso no es correcto ni justo, especialmente cuando muchas de las cosas que se representan no se ajustan a la verdad”.

This image released by Netflix shows Emma Corrin in a scene from "The Crown." Season four premieres on Sunday, Nov. 15. (Des Willie/Netflix via AP)Des WillieAP

Otros medios británicos recogen la opinión extraoficial de Palacio al respecto: “La nueva serie pinta al príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles de una manera muy poco halagadora, pero al menos al comienzo de los reality shows como ‘The Only Way Is Essex’, admiten que algunas escenas se han inventado para el entretenimiento. No tiene sentido contar historias cuidadosamente matizadas, todo es muy bidimensional. Esto es ‘trollear’ con un presupuesto de Hollywood. El público no debe dejarse engañar pensando que esta es una descripción precisa de lo que realmente sucedió".