La “espantá” por respuesta de Isabel Pantoja

Kiko Rivera trata desesperadamente de ponerse en contacto con su madre para evitar la vía judicial. Según su esposa, “no sabe quién es su abogado” y “no ha habido ni una llamada de su madre, ni para preguntar por sus nietas, nada”.

Isabel Pantoja en una intervención en un plató de televisión.
Isabel Pantoja en una intervención en un plató de televisión.Diego PuertaGTRES

Cuando han pasado dos meses desde que se inició la brutal guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, las pesquisas del DJ para esclarecer el legado de su padre y la administración realizada sobre el mismo por su madre, se encuentran en punto muerto. En este periodo de tiempo, el hijo menor del malogrado diestro ha conseguido reunir bastante documentación y ha contado con la ayuda de numerosas personas que vivieron en primera persona cómo se realizó el reparto de sus bienes entre los 8 herederos de Paquirri. La única persona que se ha negado a esclarecer esta polémica ha sido la propia Isabel Pantoja que lejos de ayudar a su hijo a entender cómo se sucedieron los hechos, ha optado por el silencio. La tonadillera no está dispuesta a dar explicaciones sobre la forma en que administró el patrimonio de su hijo, ni en público ni en privado.

Los intentos del hermano de Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez de contactar con su madre o, en su defecto, con sus abogados han sido totalmente infructuosos. Kiko ha buscado la figura de un mediador en el círculo más íntimo de Isabel Pantoja pero no ha tenido suerte. La tonadillera se niega a hablar con su hijo y se ha negado en redondo a facilitar a su hijo un interlocutor válido para tratar del asunto que les enfrenta. Kiko no sabe siquiera quién es el abogado de su madre, después de que Bocanegra haya anunciado que no la representa legalmente, por lo que su intento de llegar a un acuerdo extrajudicial con su progenitora como era su intención se diluye.

Irene Rosales pide a su suegra “que sus abogados se pongan en contacto con su hijo para poder avanzar”.

Este domingo y aprovechando la presencia de su mujer, Irene Rosales, en Viva la Vida, ha lanzado un mensaje directo a Isabel Pantoja para que su marido pueda seguir con los trámites judiciales correspondientes. Irene ha explicado a sus compañeros de programa y a la audiencia que, ningún abogado de la tonadillera se ha puesto en contacto con el DJ, por lo que el cantante no puede dar más pasos.

“Kiko está recopilando toda la información posible para saber qué le corresponde, dónde está, cómo puede hacerse con ello…” -decía Irene- pero necesita contactar por alguna vía con su madre. Y es que, según su relato, se están encontrando con un gran obstáculo, para solucionar la situación de la forma más amigable posible: el silencio y las trabas por parte de Isabel Pantoja a llegar a un acuerdo.

Singer Isabel Pantoja and Irene Rosales in Sevilla on Sunday 15 December 2019.
Singer Isabel Pantoja and Irene Rosales in Sevilla on Sunday 15 December 2019.Cristobal DueñasGTRES

La colaboradora ha reconocido que, a excepción del mensaje de su suegra para darle el pésame por la reciente muerte de su padre, todavía no ha habido “ni una llamada, ni ha preguntado por las nietas, nada”. Irene ha asegurado que Kiko “no sabe quiénes son los abogados de la madre. Al no saber hay cosas que no puede seguir avanzando”. Así, Irene le ha pedido a su suegra que “viendo que Kiko está con sus abogados, moviéndose y demás, que al menos por su parte, que sus abogados se pongan en contacto con él”.

Así las cosas, a Kiko Rivera sólo le quedan dos opciones: esperar a que su hermana Isa salga de “La Casa Fuerte” y cumpla su promesa de intermediar en el conflicto entre su hermano y su madre o emprender acciones legales que obliguen a Isabel Pantoja a nombrar un representante legal en su defensa con quién tratar de llegar a un acuerdo para evitar que este asunto acabe en los tribunales.