La Fiscalía recurre la libertad del bailarín Rafael Amargo y pide de nuevo su ingreso en prisión

Esgrime que hay “bastantes” indicios de que pudo cometer un delito de tráfico de droga y pertenencia a grupo criminal

Rafael Amargo, ayer, al acudir  los juzgados junto a su pareja para firmar las comparecencias que le impuso la jueza en el auto de libertad provisional
Rafael Amargo, ayer, al acudir los juzgados junto a su pareja para firmar las comparecencias que le impuso la jueza en el auto de libertad provisionalAntonio Gutiérrez Europa Press

La Fiscalía Provincial de Madrid ha recurrido ante la Audiencia Provincial la puesta en libertad provisional del bailarín Rafael Amargo y de otro de los detenidos en la misma operación contra el tráfico de drogas en la que la que fue detenido el artista de Granada el pasado día dos. En su escrito, el Ministerio Público interesa que se revoque el auto de la juez que acordó su puesta en libertad y se decrete la prisión provisional comunicada y sin fianza de esos dos investigado” por los mismos delitos expuestos en la comparecencia celebrada el pasado 3 de diciembre, esto es, contra la salud pública en su modalidad de sustancia que causa grave daño a la salud y de pertenencia a grupo criminal.

Para la Fiscalía existen “bastantes” indicios “acreditados” de la comisión de ambos delitos. De hecho, explica en su recurso que las dos personas investigadas se venían dedicando de manera “permanente” y “de común acuerdo” a la distribución de sustancias estupefacientes, principalmente metanfetamina, en el distrito de Centro.

Los seguimientos a estas dos personas comenzaron a raíz de haberse observado un aumento “significativo” de actas de aprehensión de sustancia estupefaciente, especialmente metanfetamina, en dicha zona por lo que se estableció un dispositivo que pudo determinar el domicilio desde el que supuestamente se suministraba la sustancia “al observar un trasiego continuo de personas que entraban y salían a los pocos minutos del citado inmueble”.

El referido domicilio resultó ser el de Rafael Amargo. Previamente los compradores contactaban vía telefónica con una tercera persona para recoger la droga en dicha vivienda. Consta, además, la grabación de una conversación con una tercera persona “con la que parece estar negociando la compra de un kilogramo de metanfetamina hablando de precios, cantidades y calidades diciendo que es para un productor de teatro”.

La Fiscalía llega a la conclusión de que ambas personas actúan de manera “conjunta” en el desarrollo de su actividad ilícita “adquiriendo las sustancias de común acuerdo para luego repartirlas entre ellos y venderlas a terceros”. También recuerda que las sustancias intervenidas se encuentran dentro de las que causan grave daño a la salud. En concreto, precisa que la metanfetamina produce efectos sobre el sistema nervioso y posee un elevado poder adictivo y que “se considera jurisprudencialmente que existe notoria importancia a partir de los 30 gramos, por lo que la cantidad incautada excede notablemente del límite fijado”. (63,4 en la vivienda del otro investigado y 0,4 en la de Rafael Amargo).