El “perreo” de Ana María Aldón que no gusta a su marido

El torero alucina con los lances de su mujer, no está acostumbrado a sus “perreos”, a sus movimientos sensuales cuando la música la domina

Ana Maria Aldon,Jose Ortega Cano llegando alos juzgados en Madrid 15/09/2020
Ana Maria Aldon,Jose Ortega Cano llegando alos juzgados en Madrid 15/09/2020UATGTRES

José Ortega Cano se sorprende cada domingo con las “actuaciones” de Ana María Aldón, y no le gustan las exhibiciones gratuitas de su esposa. Tal y como ocurrió este último fin de semana, cuando la sanluqueña se puso a bailar con Suso, alardeando de un cuerpo que llama al morbo más caliente. Para remate soltó un “a mi marido le gusta el perreo”. No se lo cree ni ella.

Ortega, diga lo que diga Ana María, lo pasa mal cuando la ve desfogarse en “Viva la Vida”, preferiría que siguiera siendo la mujer del torero antes que sobresalir por sí misma. Él sabía muy bien lo que le esperaba “tragar” cuando Aldón decidió transformarse, nunca mejor dicho, porque el cambio de imagen y de su filosofía de vida, nos acerca a una Ana que no tiene nada que ver con la persona “apagada y sumisa” de sus comienzos mediáticos. Su rebeldía tras su paso por “Supervivientes” le abre nuevos caminos en la vida. Mal que le pese a su señor marido.

Un amigo de Ortega nos desvela que el veterano torero intentó convencer por todos los medios a la madre de su hijo pequeño para que no se dedicara al mundo de la televisión, pero la petición cayó en saco roto. Ana tuvo muy claro cuál tenía que ser su futuro.