¿Quién impide que Julia y Andreíta sean amigas?

Las dos jóvenes quieren conocerse

Belén Esteban acompañando a Andrea Janeiro en su fiesta de cumpleaños.
Belén Esteban acompañando a Andrea Janeiro en su fiesta de cumpleaños.

El enfrentamiento entre Belén Esteban y María José Campanario no encuentra un paralelismo entre sus hijas. Andrea y Julia no se ven desde hace años, pero, según fuentes muy cercanas a la “princesa del pueblo” se guardan un enorme cariño al margen de los desafueros entre sus dos familias.

Dicen que de vez en cuando se comunican por teléfono y por las redes sociales. Y como sus populares mamaítas son capaces de desmentir esta noticia, que sepan que nuestra confidente es alguien que forma parte del núcleo de “Ambiciones”.

Cuando Julia se vaya a estudiar a Madrid, el reencuentro será una realidad. La cita está pactada a espaldas de las enfurecidas mamás. Ellas quieren mantenerse totalmente al margen de los cabreos absurdos entre María José y Belén, la sangre tira más que los rencores. Nadie entiende que Jesús Janeiro haga distinciones entre sus dos hijas, que a una le de todo y a la otra le niegue el pan y la sal. No quiero pensar mal, ni imaginarme que la actual esposa del torero tenga mucho que ver con esta conducta tan desproporcionada. La abuela de ambas, Carmen Bazán, es una de las personas a las que más feliz haría el reencuentro entre sus nietas. Lleva años soñando con ver juntas a sus “niñas”, como ella las denomina. En este sinfín de absurdo es, Carmen parece la más coherente de todos.