Uno pide libertad de expresión y el otro controlar a los medios

Echenique celebra la quema de contenedores por la libertad de expresión, mientras Iglesias quiere controlar a los medios de comunicación. ¿No les resulta contradictorio?

El vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo Iglesias
El vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo IglesiasJ.J. GuillénEFE

Lunes

Caso Máster. Cristina Cifuentes, absuelta. Algunos apuntan que la falsificación solo la beneficiaba a ella. ¿Alguien se ha preguntado si desde algunas universidades se solían ofrecer «facilidades extraordinarias» a los políticos para contar con sus nombres entre los del alumnado? Cifuentes pecó de exceso de confianza y de esa soberbia tan de los políticos de creerse con el derecho de que les traten mejor que a los demás…Y pagó con su cargo y con el escarnio público. Que la universidad, a través de sus funcionarias, cargue con lo suyo. Para que no vuelva a suceder.

La 1 de TVE marca su peor dato de audiencia histórico en las elecciones catalanas. Lo siento en el alma: hay muchos profesionales en esa casa cuyo discurso e imagen se ven empañados por una manipulación política cada vez mayor. Dicho esto, todo lo relativo al «asunto catalán» nos tiene haaaaartos al resto de los españoles.

Martes

Los Mossos entran en la universidad a por Hasél y se monta. Darle tanta importancia a un voceras que se pasa veinte pueblos es un error. Lo suyo sería que pagase hasta con el coche de su tía abuela, pero nada de cárcel y menos trascendencia informativa que aprovechan él mismo y Podemos... Siempre Podemos...

Que Pablo Casado dice que se cambian de sede para romper con el pasado de corrupción del PP. Ay. ¿Y ese pésimo resultado electoral en las catalanas no tiene nada que ver? Ah, que se debe a causas ajenas al partido... Que si el pacto entre Bárcenas y la Fiscalía, las encuestas del CIS, la cobertura mediática, la falta de tiempo... ¿Y la autocrítica, pa’ cuando?

Muere Joan Margarit a los 83 años. Ni el cáncer le robó el talento para seguir escribiendo poesía hasta el final. Siempre nos quedaran sus versos.

Los independentistas buscan pacto para neutralizar a Illa. Pues muy bien, oye. Qué aburrimiento de catalanes.

Me cuentan que algunos de los infectados por coronavirus

que tuvieron anticuerpos y los perdieron, los recuperan después, sin volver a enfermar ni dar positivo, al estar en contacto con el virus. ¿Memoria celular? ¿Células T? Ojalá acabe siendo la mejor vacuna...

Miércoles

Los disturbios callejeros por lo de Hasél y el enfrentamiento de la policía con los jóvenes reclutados por las redes y con ganas de prenderle fuego a los tiempos de pandemia. Tienen encantado a Pablo Echenique. «Están pidiendo justicia», dice; pero mientras, su jefe Pablo Iglesias «lamenta que no exista ningún tipo de elemento de control democrático sobre los medios». ¿No les resulta contradictorio? En Podemos apoyan que en la calle se quemen contenedores por la libertad de expresión, pero quieren controlar a los medios. Iglesias lo justifica diciendo que él tiene el aval de sus votos (tres millones y poco de votos, menos que VOX, por cierto). Pues a los medios les revalidan el apoyo o no, cada día, las audiencias...

Beatriz Rico sale en «Pasapalabra» y se ponen a juzgar su físico de manera despiadada en las redes. No, no tienen que ir a la cárcel, tienen que volver al colegio, a aprender educación.

Lo del nuevo sistema de etiquetado de la CE es una bazofia... ¿cómo que el jamón es insano y la cola edulcorada mejor que el aceite de oliva? ¿Nos estamos volviendo locos? Los algoritmos no sirven para todo, oigan. Si no, los usaríamos en el Congreso.

Jueves

Dice Agatha Ruiz de la Prada: «De mis cien amigas, 98 están divorciadas». Pero, ¿tuvo alguna vez 98 amigas esta mujer, que ahora está en todas las teles, pero que era antipatiquísima a la sombra del poder de Pedro J?

Resulta que a Hasél no solo lo condenan por su letras de mierda, sino por amenazar y tratar de agredir a un testigo y por obstruir a la Justicia. Vamos, que este tipo es un delincuente y que estamos liándola como si viviéramos en un país sin libertad de expresión. Arreglemos cuanto antes que no haya condenas de cárcel en las manifestaciones artísticas para que nadie pueda esconder su violencia y sus delitos tras ellas.

Viernes

¿Será verdad que el vicepresidente de la CAM, Aguado (al que apodan «el turco», por el trasplante de pelo que se hizo en Turquía, cuánta maldad), ha aumentado de consideración en Cs tras la debacle catalana y hay quien quiere que sustituya a Arrimadas?

Pedro Sánchez se pronuncia contra la violencia desatada tras lo de Hasél. ¡Aleluya! Y además al hacerlo habla de «democracia plena» y le tira un dardo a su socio, Iglesias, que, por supuesto, calla. Policía bueno, policía malo. Pero ahí están, dándose la mano.

«Tras los malos resultados electorales en Cataluña, el PP se cambiará de sede. ¿Y ya está? ¿la autocrítica pa’ cuándo?»