Pedro Sánchez cumple 49 años: así puede remediar el desgaste de la política en su rostro

Los expertos le recomiendan cápsulas de colágeno y oxígeno así como tratamientos láser anti-aging

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ofrece una rueda de prensa en Moncloa
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ofrece una rueda de prensa en MoncloaEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Pedro Sánchez nació un 29 de febrero, así que en este año tendrá que celebrarlo mañana, uno de marzo. Los bisiestos nacieron cuando Sosígenes, el astrónomo y matemático de Alejandría, se dio cuenta de que el calendario que había calculado para Julio César tenía un error matemático y la solución que se le ocurrió fue añadir un día más, cada cuatro años, al mes de febrero. Julio César ordenó por decreto que «los malnacidos en el día bis sexto lo celebrarán un día después».

Desde el principio los ciudadanos romanos condenaron ese día, supersticiosos ellos, y bien adelantados, porque el año bisiesto de 2020 pasará a los anales de la historia como garrafal. Suponemos que nuestro presidente lo celebraría con una gran fiesta el año pasado, ya que «en realidad» solo habría cumplido 12 años. Esta edad en los adolescentes está marcada por muchos cambios mentales, físicos, emocionales y sociales. Años turbulentos y con una tendencia a preocuparse más por su imagen física, la manera en la que se ven y les ven, y por la ropa, en general. Se enfocan mucho en sí mismos, demuestran menos afecto a los mayores, experimentan muchos cambios de humor y puede que, incluso en ocasiones, se muestren groseros o con mal genio.

Este año en el que a Pedro Sánchez le toca celebrarlo por decreto un día después, lo hará en la intimidad, dadas las restricciones sanitarias marcadas por la pandemia.

Lo que es indiscutible es que el paso del tiempo pasa factura a todos y mucho más en situaciones de estrés como la que están experimentando, en general, los miembros del Ejecutivo. ¿Recuerdan el famoso dicho de «a los 20 años tienes la cara que te ha dado Dios, a los 40 la que te ha dado la vida y a los 60 la cara que te mereces»?

Sánchez está ahora mismo en la transición, ya que el lunes cumple 49 años, casi medio siglo de vida que da, y mucho, para reflexionar y hacer balance de todo lo vivido hasta ahora.

A nivel físico, es evidente el deterioro que el presidente del Gobierno experimenta. El poder, no cabe duda, agota. Algo frecuente entre los grandes mandatarios. Uno de los puntos débiles de Sánchez ha sido siempre su piel y es evidente que está sufriendo, como la mayoría de los españoles, el temido «maskné» o «acné de la mascarilla». Las marcas que éste puede dejar mejoran sorprendentemente con un tratamiento de láser CO2 o con radiofrecuencia. Además evolucionaría notablemente si tomara colágeno con el fin de regenerar y mejorar la elasticidad de la piel con más rapidez. Conseguiría combatir la flacidez cutánea, redensificar y recolocar la musculatura, algo que se pierde a partir de los 40 años.

Además, podría ayudarle a liberar el estrés la ingesta de cápsulas de oxígeno, una combinación de oxígeno puro y sérums que potenciarán la regeneración celular de su piel y que se ha convertido en la última novedad de los más prestigiosos centros de estética como el de Carmen Navarro.

«También debe centrarse de manera especial en el cuidado de sus ojos. Es el área que más nos ofrece aspecto de cansados. Las horas sin dormir, las intensas jornadas de trabajo, le afectan», comenta Carmen Navarro. Por eso, el presidente podría recurrir a un tratamiento de Hydralift, un método que devuelve el efecto «memory» a la piel consiguiendo la regeneración facial en tan solo tres semanas. Finaliza con un baño regenerante que libera miles de burbujas de oxígeno activo que consigue reactivar la piel estresada y apagada.

Después de oxigenar llega el momento de reforzar y además, como sabemos que por agenda carece de tiempo libre, lo mejor son los tratamientos que no requieren de mucha frecuencia. Es el caso de uno de los preferidos por las «celebrities»: «Clear and Brilliant», con el que se elimina cualquier resto de cansancio y proporciona el deseado efecto «buena cara».

El prestigioso cirujano estético Franco Góngora resalta cuáles son los signos más evidentes de envejecimiento del presidente: «Apreciamos sobre todo arrugas de expresión, blefarocalasia y bolsas palpebrales. Tiene también descolgamiento facial, pérdida de volumen en el tercio medio y fotoenvejecimiento. ¿cómo lo solucionamos? Se le podría hacer una blefaroplastia completa para corregir la blefarocalasia (pesadez en los párpados) y un lifting para el descolgamiento. Aplicaría además láser Resurfacing para eliminar arrugas profundas y también infiltraciones de bótox para las líneas de expresión».

Según la creencia popular se dice que las canas aparecen por los disgustos, pero según los expertos de Redenhair «las canas aparecen por la falta de la enzima catalasa en el cuerpo». Hasta el verano pasado, Sánchez había cubierto el pelo blanco con barros, pero después ha dejado al natural esos mechones canosos que tanto le caracterizan. Un último consejo para el presidente. «Be wise» (sé sabio), se la marca Eiralabs, de trata de un complemento nutricional antienvejecimiento hecho en España.