José Fernando Ortega, sin visitas desde diciembre y vacunado contra la covid

El hijo de Ortega Cano y Rocío Jurado tiene muchas ganas de salir y rehacer su vida con su hija

El torero José Ortega Cano con su hijo José Fernando
El torero José Ortega Cano con su hijo José FernandoGJB©GTRESONLINE

A sus 28 años, José Fernando, hijo de Ortega Cano y Rocío Jurado, permanece ingresado en el hospital psiquiátrico San Juan de Dios, ubicado en el municipio madrileño de Ciempozuelos. Es allí donde el joven reside desde hace casi cuatro años con el objetivo de recuperarse de sus problemas con las adicciones que tantos quebraderos de cabeza han dado a su familia. Son precisamente ellos, su querida familia, los que apenas han querido pronunciarse sobre José Fer durante todo este tiempo con el fin de protegerle y cuidarle al máximo. A pesar de que sus salidas al exterior han sido muy pocas, el hermano de Gloria Camila (25) disfruta de su día a día en el centro y cuenta con una rutina muy marcada. Allí ha hecho sus amigos y es todo un líder en potencia, llevándoselos a todos de calle por su carisma y entusiasmo. También cuenta con el apoyo y la atención de los profesionales encargados de velar por una buena conducta. Aunque echa de menos su vida anterior y ver a su pequeña, se comunica con sus seres queridos a través de vídeoconferencias. Ortega Cano y Gloria Camila son los que más le visitaban. Una vez por semana, así es como ha estado establecido durante todos estos años.

Hablamos en pasado, porque lo cierto es que desde hace unos meses las cosas han cambiado por completo en este centro –y en todos–. A raíz del empeoramiento en la crisis por el coronavirus, el centro decidió cortar de raíz todas las visitas y ninguno de los internos podía salir al exterior. Hace unos días, LA RAZÓN se desplazó hasta Ciempozuelos para hablar con una de las trabajadoras de esta residencia: «Las visitas están prohibidas desde enero para todos. La última visita que recibió José Fernando fue el día de Navidad. Además, los encuentros fueron más cortos de lo habitual y se han llevado a cabo a través de una mampara», desliza la empleada. Según este testimonio, el joven llevaría sin ver a su padre y a su hermana más de dos meses. Una noticia que seguro cayó como un jarro de agua fría para todos ellos, acostumbrados a verse cada semana. Eso sí, durante estos tiempos convulsos han podido comunicarse por el móvil. José Fernando dispone de un tiempo determinado cada día para poder hablar con los suyos y así sentirse arropado por la gente que le quiere de verdad. Además, según nos apuntan, «José Fernando y el resto de los internos ya se han vacunado. Algunos están esperando la segunda dosis». Una buenísima noticia tanto para los internos como para los familiares, ya que es posible que muy pronto puedan encontrarse de nuevo.

Michu, pareja por vídeo

Toda esta información la hemos podido confirmar con Michu, pareja de José Fer y madre de la niña que ambos tienen en común: María del Rocío, de cuatro años. Aunque Michu no ha querido entrar en detalles sobre cómo se encuentra su chico y cómo es su día a día en el centro en el que está interno, sí ha asegurado que está bien, que tiene muchas ganas de ver a su pareja y que por el momento «sobreviven» a base de videollamadas diarias en las que intercambian todo tipo de conversaciones. Hace tiempo que algunos compañeros de batalla del centro San Juan de Dios confesaron que el hijo de Rocío Jurado tiene muchas ganas de salir y enfrentarse a su nueva vida junto a los suyos y en la que pueda ver crecer a su hija.

La última vez que José Fernando salió del centro

Las pasadas Navidades José Fernando no pudo salir del centro y Ortega Cano y Gloria Camila solo pudieron visitarle durante una hora. La última vez que el joven disfrutó de un permiso para estar con su familia fue en junio de 2018, el día del bautizo de su hija, María del Rocío, en tierras andaluzas. Aquel día pudo volver a la realidad a la que tanto desea regresar. El joven espera con ganas el día de su salida definitiva y se prepara para su futuro –también laboral– fuera del centro de Ciempozuelos. Ese futuro tendría que ver o con la mecánica o la informática. Según nos consta, el hermano de Gloria Camila ha hecho algún curso de formación en esos campos.