Fútbol

Esta fue la última vez que Sara Carbonero e Iker Casillas se dejaron ver juntos en público

Hace tan sólo una semana veíamos a la periodista y al exfutbolista disfrutando de un relajado almuerzo en uno de los restaurantes más conocidos de la capital

Sara Carbonero e Iker Casillas comieron en un conocido restaurante el pasado día 1 de marzo
Sara Carbonero e Iker Casillas comieron en un conocido restaurante el pasado día 1 de marzo FOTO: Europa Press

Sara Carbonero e Iker Casillas podrían haber puesto fin a su relación después de 11 años de amor y casi 5 de matrimonio. Así lo publica la revista Lecturas, que sostiene que la pareja, fruto de un fuerte desgaste y de meses de crisis, habría tomado la decisión de separarse y ya vivirían en domicilios separados.

Una información que nos ha pillado totalmente desprevenidos, puesto que hace tan sólo una semana veíamos a la periodista y al exfutbolista disfrutando de un relajado almuerzo en uno de los restaurantes más conocidos de la capital con su gran amiga Isabel Jiménez, periodista de Informativos Telecinco, a la que une una gran amistad desde hace varios años y en la que Sara se está apoyando en estos complicados momentos.

La periodista quiso compartir algunos detalles de esta comida a través de su perfil de Instagram, donde publicó una imagen brindando con su amiga, acompañada del siguiente texto: “Que siempre existan excusas para brindar (aunque sea con zumo de tomate)”.

Iker y Sara - completamente recuperada de su último ingreso hospitalario por una recaída por el cáncer de ovario- desmentían sin necesidad de palabras los rumores de crisis y, a pesar de abandonar el restaurante por separado, reaparecían tan unidos como siempre después del susto de salud de la manchega.

Ahora recuperamos dichas imágenes, en las que una radiante Sara salía del local acompañada por Isabel Jiménez y, antes de irse en coche con su gran amiga en lugar de hacerlo con su marido, confesaba que se encontraba “muy bien” y nos regalaba la mejor de sus sonrisas. Iker, por su parte, abandonaba el restaurante solo y ponía rumbo al parking donde había aparcado su vehículo sin hacer declaraciones sobre su relación. Los rumores ya estaban circulando pero la pareja, como ha hecho siempre, ha preferido llevar una vida discreta y han sido siempre muy reservados a la hora de hablar de su vida y de la de sus hijos.

Durante los últimos años, Iker y Sara han tenido que afrontar duras situaciones por problemas de salud. Primero fue el infarto de Casillas en un entrenamiento con el Oporto que estuvo a punto de costarle la vida y que le obligó a dejar los terrenos de juego. Después, a Carbonero le detectaron un cáncer de ovario del que fue operada, pero del que ha vuelto a recaer.

Pero la relación entre Iker Casillas y Sara Carbonero se iba derrumbando poco a poco. Ellos no han querido hacerlo público y siempre han negado tener problemas en su relación, pero el desgaste sufrido en los últimos años les hizo tomar la difícil decisión de separarse. Pero les unen sus dos hijos, de 4 y 7 años, a los que han querido proteger y tratar de que se vean lo menos afectados posible por la separación de la pareja. Por ello, el ex guardameta y actual ejecutivo del Real Madrid abandonó el domicilio conyugal hace unos días, según publica la revista “Lecturas” y se ha instalado en una vivienda cercana para poder seguir viendo con frecuencia a sus hijos y que la transición de la vida en pareja a la vida por separado sea lo menos perjudicial para ellos.