Iker y Sara, juntos pero no revueltos

En La Finca, la urbanización-búnker a prueba de paparazzis, el futbolista y la periodista siguen compartiendo casa.

Iker Casillas y Sara Carbonero, tras el nacimiento de su segundo hijo, Lucas.
Iker Casillas y Sara Carbonero, tras el nacimiento de su segundo hijo, Lucas. FOTO: GDG ©GTRESONLINE

Mientras las cabeceras más importantes del mundo del cuore andan a la gresca por la noticia que ha revolucionado el panorama social, la posible separación de Sara Carbonero e Iker Casillas, en La Razón desvelamos porqué ¡Hola! y Lecturas mantienen versiones tan diferentes, y a la vez complementarias, sobre la actualidad de la pareja.

Mientras la revista que dirige Luis Pliego, autora de la exclusiva que ha puesto en jaque el futuro del matrimonio mantiene que están separados y hacen vidas aparte, una información que avalarían familiares y amigos de Sara e Iker, al tanto de la ruptura, en ¡HOLA! y citando fuentes cercanas a la pareja, lo desmienten asegurando que el matrimonio se mantiene unido y que viven juntos.

Los paparazzis no han podido confirmar que vivan separados

Tal y como les informábamos ayer en La Razón, hace meses que la crisis que atraviesan Iker y Sara es la comidilla de la profesión. La inexistencia de imágenes de la pareja y el escaso protagonismo que su vida en común tenía en sus propias redes, escaparate y termómetro de su convivencia, alimentó los rumores del distanciamiento.

Un rún rún que provocó que algunas agencias se pusieran tras los pasos de su pareja favoritas, una de las más rentables del panorama rosa, y que les permitió comprobar que, a excepción de que ambos continuaban residiendo en La Finca, no tenían ninguna actividad en común. Sara e Iker acudían a sus respectivos trabajos y en función de sus obligaciones, se repartían la tarea de acudir a dejar o recoger a sus hijos al colegio.

Ni entre semana ni los fines de semana, ni de día ni de noche, consiguieron fotografiarles compartiendo su tiempo libre con sus hijos o amigos, algo que podía ser normal en tiempos de pandemia pero que también podía ser un indicio más de que su relación no atravesaba un buen momento. Pero las especiales circunstancias de salud que rodean a uno de sus protagonistas, han actuado como barrera de contención a la hora de especular con una noticia triste sobre la pareja.

El futbolista Iker Casillas y la periodista Sara Carbonero durante los premios Dragon de Oro en Oporto 30/09/2018
El futbolista Iker Casillas y la periodista Sara Carbonero durante los premios Dragon de Oro en Oporto 30/09/2018 FOTO: Jose Gageiro

En esos días de seguimiento, los fotógrafos pudieron comprobar que las escasas salidas del matrimonio tenían una razón de peso: la periodista era ingresada de urgencia para someterse a una operación que la mantendría una semana hospitalizada en la Clinica de Navarra en Madrid. Durante todo este tiempo, Casillas estuvo a su lado, visiblemente preocupado por su salud. El viernes 12 de febrero, las cámaras captaban la salida de Carbonero del centro, en un vehículo conducido por su marido. Juntos y sonrientes se dirigían al domicilio familiar, situado a las afueras de Madrid, donde la presentadora continuaba con su recuperación.

Durante el tiempo que Sara estuvo hospitalizada, Iker pasaba parte del día junto a ella, turnándose con Isabel Jiménez en su cuidado diurno, mientras que la madre y la hermana de la periodista, se ocupaban de acompañarla el resto del día y la noche. Por la tarde, era el futbolista quien se ocupaba de recoger a sus hijos del colegio y atenderlos. Todo parecía indicar que, mas allá de las especulaciones, el matrimonio se mantenía unido.

Existen unos audios en los que Iker confirmaría la separación

Han pasado cuatro semanas desde que Sara recibiera el alta, casi el mismo tiempo en que otra revista del sector, tuviera en sus manos la misma información sobre la crisis del matrimonio, cuando la Revista Lecturas se ha lanzado a dar en portada la exclusiva de la separación.

Portada de la revista 'Lecturas' en la que se anuncia la separación de Iker Casillas y Sara Carbonero.
Portada de la revista 'Lecturas' en la que se anuncia la separación de Iker Casillas y Sara Carbonero. FOTO: Lecturas

Sin imágenes que confirmen vidas separadas, ni confirmación oficial de sus protagonistas, sobre las pruebas que manejaría Lecturas para dar en portada esta información, hablaba ayer en Sálvame y con cautela, Kiko Matamoros. Según el reconocido madridista, ”la separación es algo que ha negado por activa y por pasiva Iker a sus amigos y compañeros de vestuario” pero hay pruebas que demostrarían que la noticia sí es cierta. Es más-aseguró el colaborador- hay por ahí audios de él confirmando esta situación. Evidentemente no son publicables. Pero él habla de intimidades por su parte y de fallos que ha podido tener”.

Esta podría ser la prueba en la que la Revista Lecturas haya basado su información y que, al no poder ser utilizada ya que sería ilegal publicar el contenido de dichos audios, estaría en los “cajones” para respaldar la exclusiva en caso de que, Iker o Sara, decidieran emprender acciones legales contra el medio.

Iker y Sara continúan viviendo en la misma casa

Pero mientras Lecturas asegura que no hacen vida de pareja y que viven en casas distintas, muy cercanas y dentro de la misma urbanización, la revista Hola mantiene que siguen viviendo juntos. Los paparazzis dan fe que, tanto Iker como Sara, siguen viviendo en la urbanización La Finca de Pozuelo de Alarcón. Pero las férreas medidas de seguridad de este emplazamiento, impiden que los paparazzis puedan confirmar si, como mantiene Lecturas, Iker ha alquilado una casa en este complejo.

Pues bien, según la información que manejamos, ambos continuarían viviendo en la misma casa, un inmueble que por su amplitud, más de 600 metros, les permite mantener su independencia e incluso, hacer vidas separadas si así lo desean. Esto es al menos lo que aseguran algunos de sus vecinos que confirman haber visto tanto a Iker como a Sara, entrando y saliendo del chalet que poseen en la urbanización.