Así es el día a día de Julia Janeiro: Cuatro días a la semana en el gym, un módulo de FP y pasión por la moda

No concederá exclusivas. O al menos esta es su primera declaración de intenciones. Esta es la hasta ahora rutina anónima de la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario

Julia Janeiro, despixelada al cumplir 18 años
Julia Janeiro, despixelada al cumplir 18 añosJuls Janeiro InstagramJuls Janeiro

18 de abril de 2021. Esta fecha quedará guardada para siempre en la memoria de la hija mayor de María José Campanario y Jesulín de Ubrique. Tal día como hoy hace dieciocho años nacía Julia Janeiro Campanario en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla, y desde entonces la vida de la odontóloga se llenó de una felicidad plena gracias a la llegada de la primera hija en común del mediático matrimonio. El tiempo ha pasado muy rápido y ya podemos despixelar a Julia para que todos los lectores le pongan cara. La joven es una mujer independiente, aunque no en el ámbito económico, al menos por el momento. El año pasado decidió abandonar el domicilio familiar en Arcos de la Frontera para mudarse a Madrid con el fin de cumplir su sueño aunque eso implicase separarse físicamente de los suyos. Sus padres se alegraron mucho por ella ya que siempre le han inculcado que se realice como quiera para que sea feliz. Lo que podemos confirmar es que por el momento, tiempo al tiempo, la cumpleañera no concederá una exclusiva en ninguna revista, todo ello pese a los continuos ofrecimientos por parte de las diferentes publicaciones.

La vida de Julia es más sencilla de lo que muchos se creen. Si todo sigue su curso habitual y una vez finalice el verano estudiará un módulo profesional especializado en empresas. La joven no reside en el centro de la capital ya que no le gustan las aglomeraciones.

Lejos de lo que podríamos pensar de una chica de 18 años, a Julia tampoco le enloquece la idea de salir de fiesta ni las reuniones multitudinarias. Es tranquila y divide su tiempo entre los estudios, su novio y el grupo de amistades consolidadas que tiene en Madrid. Disfruta día a día con sus «hobbies». En su caso son el gimnasio, la fotografía y la moda. Julia acude entre tres o cuatro veces por semana a entrenar para estar en forma, siguiendo los pasos de su pareja, que es un deportista de lo más disciplinado debido a su profesión de futbolista. Julia Janeiro es la «fan» número uno de Brayan Mejía y es por eso que en varias ocasiones se ha desplazado hasta Aranjuez para disfrutar de algún que otro partido y entrenamiento. El pasado mes de junio el joven fichó por el Real Aranjuez Club de Fútbol, de la Tercera División.

El mundo de la moda es otra de las pasiones de la hermana de Andrea Janeiro y es seguidora de varios de los modelos más reconocidos en España a través de las redes sociales. Es precisamente en Instagram donde comparte con bastante frecuencia post de sus «looks» y estilismos a través de imágenes muy cuidadas que han llamado mucho la atención de los que no la conocían.

Si bien es cierto que en un primer momento muchos podrían pensar -por su actividad en redes- que Julia estaría deseando dar el salto al mundo mediático, por el momemto estaría a la espera de si colaborar o no. Todo ello pese a que la joven ha visto multiplicados sus seguidores a altísimos niveles en las últimas semanas. Con tan solo nombrarla en televisión Julia consiguió que casi mil personas comenzaran a interesarse por ella en cuestión de minutos. Hoy cuenta con casi 80.000 seguidores, lo que la acerca a convertirse en una «influencer» con su propio club de fans.

La expectación que existe entorno a la imagen de Julia y a cómo reaccionará la hija de Jesulín de Ubrique ante la presencia de las cámaras es notable. Muchos ya la ven como posible concursante en algún «reality» de televisión. Pero su vida no siemore fue así. En el colegio sufrió «bullying» y sus padres tuvieron que mediar para arreglar un problema que afecta a muchos niños y adolescentes.

Janeiro es totalmente conocedora del interés que tiene tanto para las marcas como para los medios de comunicación en estos momentos. Es por eso que ya ha confesado a su familia que los periodistas le han seguido en más de una ocasión, y es plenamente consciente de que este domingo su imagen y las declaraciones que conceda serán de lo más esperado para la prensa del corazón, aunque no es algo que le preocupe demasiado. Entre sus planes más cercanos se encuentra viajar a la localidad de Arcos de la Frontera para reunirse con sus padres y hermanos y así poder celebrar en familia su mayoría de edad, pero tendrá que esperar ya que las restricciones no permiten el desplazamiento de Madrid a Andalucía. Una mayoría de edad que disfrutará en compañía de su novio y amigos con un plan de lo más tranquilo. Pronto sabremos si aprovechará su apellido para dar el salto a la fama o preferirá el anonimato como su hermana Andrea.