Las joyas de la familia real… ¿en venta?

La misma semana en la que se vende un reloj de diamantes de la Reina Victoria Eugenia, Sotheby’s saca a subasta un juego de collar, pulsera y pendientes idéntico al que lució la infanta Cristina en la boda de Federico de Dinamarca

La Infanta Cristina con un juego completo de joyas parure de la firma Mouawa
La Infanta Cristina con un juego completo de joyas parure de la firma MouawaInstagram

El joyero de la Reina Sofía es uno de los más desconocidos de Europa, pese a que se intuye que la emérita presumiría de tener una de las colecciones más impresionantes de perlas del continente. Tal puede llegar a ser la cantidad de piezas que atesora Doña Sofía que algunas de ellas solo las hemos visto en contadas ocasiones. Y no hablamos solo de los diseños que luce a veces de la joyería Quirós de Gijón, de la que es toda una aficionada. Hablamos de espectaculares creaciones de diamantes, zafiros o esmeraldas, muchos de los cuales son regalos de las monarquías árabes. Otros, en cambio, como el magnífico e histórico collar de la casa Mellerio que perteneció a la reina María Cristina pudo ser adquirido, según algunas teorías, por el Rey Juan Carlos I, en su propósito de recuperar algunas de las joyas que pertenecieron a los reyes españoles.

Conjunto de joyas parure de la firma Mouawad
Conjunto de joyas parure de la firma MouawadMouawad

Durante muchos años, hemos podido ver a las Infantas lucir en muchas ocasiones parte de ese joyero que no se incluye en las llamadas joyas de pasar. Así, tanto Elena como Cristina han sido vistas en diversos actos oficiales con estas creaciones de las que se desconoce al 100 % su procedencia. Hace unos días conocíamos la noticia de la subasta en la casa parisina Coutau-Bégarie de uno de los relojes pulsera de la Reina Victoria Eugenia. Una pieza única en diamantes de la joyería londinense Henri Lyon que había permanecido desaparecido desde hace unas décadas. Ayer en Instagram y a través del perfil experto en joyería milstein.jewlery saltaba la noticia por la que conocíamos que la casa Sotheby’s ofrece la posibilidad de hacerse con un parure de la firma Mouawad (muy del gusto de las casa soberanas árabes) idéntico al que la infanta Cristina llevó en el 50 cumpleaños de Felipe de Bélgica y en la boda de Federico de Dinamarca. Si en la primera ocasión (según las pocas imágenes que se pueden encontrar) lució el juego completo, para la boda danesa combinó los pendientes y el brazalete con la tiara floral de Mellerio, regalo de Franco a Doña Sofía.

¿Se estaría desprendiendo la familia real española de parte de sus joyas? No es la primera vez que salta la polémica por este motivo. En 2019 se subastó en Nueva York un brazalete de Cartier idéntico al de doña Sofía que la Reina Letizia lució hasta 2017 (no se le ha vuelto a ver con él), y en 2013 salió a la venta otra pieza idéntica al broche Sterlé que Franco regaló a la emérita y con el que nunca hemos visto a la actual soberana. El primero alcanzó los 70.000 euros, el segundo fue misteriosamente retirado de la venta. ¿Lo más curioso? Según las fuentes consultadas por este periódico, este tipo de piezas son tan exclusivas que es raro que se hagan dos piezas iguales.

Conjunto de joyas parure de la firma Mouawad
Conjunto de joyas parure de la firma MouawadMouawad

La subasta del juego de collar, brazalete y pendientes en rubíes y diamantes con el que solo hemos visto a la infanta Cristina y en muy contrapás ocasiones, podría superar los 70.000 euros el próximo 13 de mayo. La venta de este misterioso set se realiza conjuntamente con otras piezas señaladas de la aristocracia europea. Así, en el catálogo de Sotheby’s se encuentran collares, broches y pulseras que aparecen reseñados como pertenecientes a distintas casa nobiliarias o reales de Europa, como un broche del siglo XIX de los Grandes Duques de la Toscana o un diseño de diamantes y zafiros de Maureen Constance Guinness, la marquesa de Dufferin y Ava.

La presencia española en este caso no se limitaría a las posibles joyas de Doña Cristina. La estrella de esta subasta, y que sale a la venta el día 11, va a ser la tiara de la reina española María Victoria de Saboya, consorte de Amadeo I, que también vimos en versión collar a María Gabriela de Saboya, su última propietaria y conocida en nuestro país por el noviazgo que tuvo con el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón. Se trata de una espectacular joya en diamantes y perlas realizada por la casa turinesa Musy Padre e Figli que podría superar el millón de euros.

Tiara de la reina española María Victoria de Saboya, consorte de Amadeo I
Tiara de la reina española María Victoria de Saboya, consorte de Amadeo ILa Razón

Estas, eso sí, no han sido las única oportunidades de hacerse con parte del joyero de la Familia Real Española. A la venta está todavía en Estados Unidos unas discutidas joyas con las que presuntamente Alfonso XIII habría financiado el golpe que derrocó a la II República y hace unos meses, según indica Vanitatis, nadie quiso un broche de Cartier de diamantes con un espectacular zafiro cabujón de origen birmano que fue una de las joyas favoritas de Victoria Eugenia. Es decir: tener el joyero de una reina todavía es posible.