Las crónicas de Rocío Jurado, una bomba de relojería a punto de estallar contra Ortega Cano

En los últimos días se ha especulado sobre la existencia de unos “escritos” de ‘la más grande’ que no dejarían en muy buen lugar a su marido ni a parte de su familia.

Rocío Jurado junto a Ortega Cano en la rueda de prensa que organizó en su casa para anunciar que padecía cáncer de páncreas
Rocío Jurado junto a Ortega Cano en la rueda de prensa que organizó en su casa para anunciar que padecía cáncer de páncreasGtres© KORPA

‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ ha arrasado con todo. Las declaraciones de la hija de la Jurado han marcado un antes y un después en su familia, pero lo peor está por llegar. En el horizonte ya se vislumbra ‘En el nombre de Rocío’, la segunda parte de la serie documental que promete hacer leña del árbol caído y dejar la imagen pública de los Mohedano a la altura del betún. “Ha llegado el momento” de explicar por qué Carrasco ha roto la relación con sus tíos Amador y Gloria Mohedano, así como con los respectivos de estos: Rosa Benito y José Antonio Rodríguez. También ahondará en los detalles de su distanciamiento con sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, y promete desvelar de una vez por todas por qué dio puerta de forma definitiva al marido de su madre, José Ortega Cano.

La noticia del inminente estreno de esta segunda temporada cayó como un jarro de agua fría sobre toda la familia, aunque la mayoría de ellos esperaba desde el comienzo de la serie documental que La fábrica de la tele no jubilaría a su gallina de los huevos de oro ‘solo’ tras trece episodios. La cosa va para largo... Los ánimos están muy caldeados en el clan y empiezan a temerse lo peor. Si una cosa ha demostrado Rocío Carrasco en la primera tanda de capítulos es que no le tiembla el pulso a la hora de señalar con el dedo a todo aquel que considere culpable de sus males, y ahora que se siente fuerte y apoyada por el gran público, tendrá todavía menos reparos cuando llegue el momento de soltar ‘lo más grande’ del binomio Mohedano-Ortega Cano.

Rocío Carrasco, en Chipiona, durante la grabación de 'En el nombre de Rocío', la continuación de su docuserie FOTO: La Razón Telecinco

Tal y como la propia Rocío Carrasco dejó caer en su última entrevista en televisión, es el torero el que más perjudicado puede salir una vez que haga público su testimonio. A fin de cuentas, era el marido de su madre y la persona con la que más horas de convivencia e intimidad ha compartido. Ortega Cano es consciente de que muchos de sus secretos podrían estar a punto de ver la luz, y lo peor es que saldrían de la mano de su difunta esposa. Unos presuntos escritos firmados por Rocío Jurado asoman a la vuelta de la esquina, y prometen ser demoledores.

Las crónicas de Rocío Jurado

Fue Kike Calleja quien desveló en ‘Viernes Deluxe’ que Rocío Carrasco había tenido acceso a una serie de documentos firmados por su madre que no hablarían muy bien de su familia. Se trataría de unos “escritos” en los que ‘la más grande’ detalló “cosas de las que nunca se han hablado y que desconocemos”. La heredera universal de la Jurado utilizaría estos recursos en la segunda temporada de la serie documental para apoyar su testimonio contra los Mohedano y Ortega Cano. “Va a demostrar todo con papeles. Van a salir cosas que vamos a saber del testamento que ellos piensan que nunca iban a salir”, avisó Belén Esteban desde el mismo plató.

Rocio Jurado y José Ortega Cano con sus hijos José Fernando y Gloria Camila en 1999 FOTO: PACO TORRENTE EFE

Se está cociendo un huracán de fuerza 5 que Ortega Cano mira con mucha preocupación. Ya no por lo que Rocío Carrasco pueda contar, sino por la forma en la que Rocío Jurado se referiría a él en esas presuntas crónicas que estarían a punto de ver la luz. En los últimos meses han circulado rumores que apuntan a que la relación entre el torero y ‘la más grande’ no era tan buena como se quiso hacer creer, y las declaraciones firmadas por la cantante podrían dar crédito a estas habladurías que cada vez suenan con más fuerza. Con todo esto sobre la mesa, se presenta un otoño de lo más movidito, cuyos vientos terminarán de derribar un castillo de naipes que ya se encuentra al borde del colapso.

Quizás por esto el diestro ha sido mucho más comedido en sus últimas declaraciones sobre Rocío Carrasco. Aunque en los últimos tiempos se ha mostrado de lo más crítico con la hija de su esposa, recientemente se ha desmarcado de la postura defensiva del resto de la familia y llegó a asegurar en ‘Viva la vida’ que llamará a la empresaria para intentar acercar posturas “cuando todo esto termine”. Ortega Cano ha sacado la bandera blanca y pide clemencia. ¿Escuchará Rocío Carrasco sus plegarias?