El SUSTO de Ortega Cano tras su salida del hospital: su cuñado Aniceto cuenta la verdad

Dos horas después de recibir el alta, han saltado las alarmas sobre su “preocupante” estado de salud

José Ortega Cano sale del hospital junto a su mujer, Ana María Aldón, a 16 de junio de 2021, en Madrid (España).
José Ortega Cano sale del hospital junto a su mujer, Ana María Aldón, a 16 de junio de 2021, en Madrid (España).José Ruiz Europa Press

En torno a las 11.00 horas José Ortega Cano abandonaba el Hospital Montepríncipe apenas 24 horas después de ser intervenido del corazón. Visiblemente cansado y de la mano de su mujer, Ana María Aldón, el diestro aseguraba que se encontraba “bien” pero un “poquito flojillo”, confesando su alegría por “poder volver a casa con mi familia y con mi niño tras venir por una cosa de estas al hospital”.

Con muy buen aspecto y los apósitos de las vías todavía en las muñecas, Ortega Cano contaba en qué había consistido su operación: “Me han puesto un stent y me han revisado el otro que estaba bien”. “No deja de ser una intervención, y ojalá que dure un tiempo”, añadía, confirmando que los médicos le han dicho que “parece que está fuerte el corazón”. Ana María, radiante y sin soltar su mano en ningún momento, confesaba a su vez que “había un daño bastante profundo según el cardiólogo y se ha reparado”, asegurando que ahora los médicos le han recomendado a su marido que lleve “una vida tranquila, sin disgustos”.

José Ortega Cano sale del hospital junto a su mujer, Ana María Aldón, a 16 de junio de 2021, en Madrid (España). FOTO: José Ruiz Europa Press

Sin embargo, y a pesar del buen aspecto de Ortega Cano al abandonar el hospital, su familia está muy preocupada por su estado de salud y dos horas después de recibir el alta Ana María declaraba bastante afectada a las puertas de su domicilio que su marido está “regular” y que, si no le llega a agarrar se le hubiese desplomado al salir del centro médico porque está “muy débil”.

Ante los preocupantes rumores sobre la salud del viudo de ‘La más grande’, LA RAZÓN se ha puesto en contacto con su cuñado, Aniceto, marido de su hermana Conchi, que nos cuenta la verdad sobre su situación: “Está bien, solo se ha mareado un poco en el coche porque esta débil. Está flojito pero ya está en casa, ha comido y se ha echado a dormir y está mejor”.

Esperamos que el diestro se recupere muy pronto.