La VERDADERA razón por la que Lady Di estaba en París la noche del accidente

La princesa retrasó su regreso a Gran Bretaña para evitar la reacción de los conservadores a su campaña contra las minas terrestres, según revela un antiguo ayudante

Lady Di en París, 21/01/1995
Lady Di en París, 21/01/1995 FOTO: PASCAL RONDEAU PASCAL RONDEAU

La reacción de los conservadores contra la princesa Diana por su campaña contra las minas antipersona la llevó a tomar la fatal decisión de retrasar su regreso a Gran Bretaña antes de su muerte. Así lo ha revelado Colin Tebbutt, ex-conductor y cuidador de Lady Di a Daily Mail, y es que según él, la princesa no habría estado en la capital francesa la noche de su muerte si no hubiera sido por el revuelo que causaron sus palabras contra las políticas de los conservadores.

Se esperaba que Diana, de 36 años, regresara a Londres el 28 de agosto de 1997, pero tomó una decisión de última hora para prolongar su viaje tres días tras la polémica sobre las minas terrestres. “No regresó el jueves, como estaba previsto, porque los conservadores volvieron a arremeter contra ella por las minas antipersona. La acusaron de utilizar la campaña para mejorar su propia imagen, lo que fue desagradable y la molestó. Así que se puso en contacto con nosotros y nos dijo que no quería las molestias que le esperaban en el Reino Unido. En su lugar, volvería el fin de semana. Si hubiera regresado ese jueves... tal vez hoy estaríamos todos vivos”, relata Tebbutt.

Ken Wharfe, quien fuera guardaespaldas de la princesa Diana, ha hablado sobre el accidente.
Ken Wharfe, quien fuera guardaespaldas de la princesa Diana, ha hablado sobre el accidente.

La disputa había comenzado en enero, cuando Diana visitó Angola y pidió una prohibición internacional inmediata de las minas antipersona. Unas palabras que sentaron mal al ministro de Defensa conservador, Earl Howe, quien la describió como una “bala perdida” y “mal informada sobre el tema de las minas antipersona”. Una polémica que se volvió a avivar en agosto de 1997 a raíz de una entrevista que concedió la princesa sobre el mismo tema a un periódico francés.

El mismo tabloide publica también los detalles de la última conversación telefónica de Lady Di antes de morir. Al parecer y según revela la misma fuente, fue con su amigo íntimo Richard Kay, del Daily Mail: “Ella estaba un poco nerviosa. Sus planes se habían torcido. Estaba deseando llegar a casa y ver a sus hijos”.