Descubrimos la faceta mas ÍNTIMA de Palito Dominguín tras ser expulsada de Supervivientes

La sobrina de Miguel Bosé ha abandonado la isla hondureña y ha dejado a la audiencia sobrecogida.

Palito Dominguín en una imagen de archivo
Palito Dominguín en una imagen de archivoGtres

Han pasado casi tres meses desde que Lucía Tristancho Dominguín, alias “Palito” comenzase su andadura en ‘Supervivientes’. Una aventura que ha disfrutado y aprovechado al máximo desde el minuto uno. De Honduras se lleva el aprendizaje que supone someterse a esas circunstancias tan extremas y su amistad con Lola Mencía, junto a la que ha permanecido casi dos meses en playa destierro. Este martes ha sido la expulsada definitiva del concurso para sorpresa de muchos.

Palito y Lola en 'Supervivientes'
Palito y Lola en 'Supervivientes'Mediaset

La mayoría la conocen por ser la sobrina de Miguel Bosé y la hija de Lucía Dominguín. Está claro que el arte corre por sus venas ya que ella se dedica al modelaje y a su vez ejerce como escultura. A sus 25 años Palito siempre se ha caracterizado por ser una persona independiente y solitaria. Creció en el campo y ya sabía hacer fuego desde bien pequeña. Conoce lo que es pasar dificultades y también lo que es el lujo. Y lo mejor de todo es que en su casa no tiene televisión, por lo que a nivel mediático es la que menos conocimientos maneja.

“Mi hija es acuario, como mi madre, tiene carácter pero se levanta alegre, sabe cantar, desfilar, bailar, hace escultura, coser y hacer ropa. El único pero es que cocina poco, pero casi es mejor que coma las cosas crudas. Además lleva como amuleto el pañuelo que le regaló su “mami azul” y algunos ángeles, tiene la protección de su hermana Bimba, los seguidores de su tío Miguel, de su hermano Olfo y de la numerosa familia de su padre”, aseguró su madre en una entrevista para ‘La Razón’.

Las comodidades tampoco las ha extrañado ya que conoce muy bien lo que es vivir al límite en todos los sentidos. Su familia ha tenido dinero pero también han estado prácticamente arruinados, por lo que la capacidad de adaptación en su caso ha sido máxima. Si a eso se le une que su infancia ha estado vinculada a un entorno rural y tradicional, ya queda argumentado el porqué de su buen concurso: “Yo soltaba a mis hijas en el campo y regresaban para comer o dormir. Su hermana, Jara y ella eran pequeñas mowglies, nada melindrosas”, confesó la progenitora de Palito hace unos meses.

A pesar de no ser la concursante más expresiva, Palito y su novio Harry viven desde el pasado 2020 en Valencia junto a Lucía Dominguín. Ella es muy familiar y toda una romántica y enamorada del amor, y ya quedó comprobado con la visita de su chico a Honduras.

Palito y Harry en una imagen reciente
Palito y Harry en una imagen recienteInstagram