La DISCRETA vida de Alba Santana, hija de Mila Ximénez, en Ámsterdam

Junto a su marido y sus dos hijos, la hija de Manolo Santana y la periodista sevillana, decidió mantenerse siempre en un discreto segundo plano

Mila Ximénez y su hija Alba en 2016
Mila Ximénez y su hija Alba en 2016 FOTO: Europa Press Reportajes Europa Press

Pese a estar siempre en el foco de la prensa rosa desde su nacimiento, eligió mantenerse en un segundo plano. Consciente del peso que supone ser la hija de tenista Manolo Santana y la periodista Mila Ximénez, Alba siempre huyó de los medios y la fama que rodeaban a su familia e hizo una vida discreta en Ámsterdam junto a la suya, tan solo hemos podido verla en televisión o en revistas para apoyar públicamente a su madre.

Manolo y Mila se separaron en 1987 después de tres años de matrimonio lleno de “idas y venidas”. Un divorcio tormentoso al que tuvo que hacer frente Alba, con tan solo dos años y tras difícil decisión de su madre de renunciar a la custodia para garantizar que ella tuviera las mejores oportunidades. De esta manera, la joven pudo presumir de una buena educación y al cumplir la mayoría de edad, se mudó a Suiza a estudiar hostelería.

Boda de Alba Santana
Boda de Alba Santana FOTO: Efe Efe

Fue allí cuando su vida cambió para siempre: conoció a Aviv Miron, el hombre de su vida. El israelí y la hija de la periodista sevillana comenzaron una bonita amistad que más tarde pasaría a convertirse en una relación. Se casaron en junio de 2006, con tan solo 22 y 23 años, en una ceremonia que se celebró por lo civil en los juzgados y después por el rito judío, religión del novio, en el hotel Puente Romano de Marbella. Y tan solo un año más tarde nació su primer hijo en común, Alexander, el nieto que le devolvió la felicidad a Mila Ximénez y cambió su vida por completo. Años más tarde, decidieron darle una hermanita y el 10 de octubre de 2012 nació Victoria.

La familia al completó se instaló en los Países Bajos, donde Aviv trabaja en una empresa de transporte marítimo y Alba, se hace cargo de los dos niños. Pero pese a la distancia, Mila Ximénez siempre mantuvo una relación muy especial con su hija, sus nietos y su yerno, al que siempre le dedicó buenas palabras públicamente. Y es que tanto antes como durante su enfermedad, se convirtieron en el pilar fundamental para la colaboradora de ‘Sálvame’ y no la dejaron sola en ningún momento hasta el día de su adiós definitivo.