Toros

Ana Soria aclara en La Razón los rumores de embarazo: “Ya lo veréis en 9 meses”

La retirada de Enrique Ponce de los ruedos ha hecho acrecentar los rumores

Ana Soria en una imagen de redes sociales
Ana Soria en una imagen de redes sociales FOTO: Instagram

Mucho se ha especulado y hablado sobre los motivos que han llevado al diestro a decir ‘adiós’ a su vocación: desde las complicaciones durante esta temporada a raíz de la crisis derivada de la covid-19 o su no divorcio con Paloma Cuevas, hasta la posibilidad de que su pareja actual, Ana Soria, estuviese embarazada. Así lo han asegurado algunos medios en los últimos días.

Hace tan solo unos días saltaba la noticia de la retirada temporal de Enrique Ponce de los ruedos. Él mismo fue el encargado de anunciarlo a través de sus redes sociales con un comunicado en el que se despedía temporalmente de los toros, una profesión que le ha dado alegrías y algún que otro disgusto inesperado. Familiares, amigos y su cuadrilla no se lo esperaban, aunque algunos de ellos sí eran conocedores de esta deciión antes de que Ponce lo hiciera público.

Sobre esta última teoría, ya existe respuesta. ‘La Razón’ ha podido hablar en exclusiva con Ana Soria tras salir a la luz los rumores de embarazo. La joven, celosa de su intimidad y de todo lo que acontece a su relación con Enrique Ponce, ha asegurado a este periódico lo siguiente: “No queremos entrar en nada porque queremos vivir nuestra vida al margen de la prensa, pero te digo que nada de embarazo... como siempre inventando”. De esta manera, Soria cierra las puertas por el momento a convertirse en mamá. Tanto es así, que hasta se ha tomado la noticia con humor: “En nueve meses comprobarás que no te estoy engañando”, desliza entre risas. Una Ana Soria amable y desenfadada que poco tiene que ver con la imagen que algunos medios de comunicación retratan de ella.

Bullfighter Enrique Ponce and Ana Soria in Almeria
Bullfighter Enrique Ponce and Ana Soria in Almeria FOTO: GAA GTRES

La joven comparte tiempo y vida junto a Enrique Ponce desde hace más de un año. Un año intenso mediáticamente hablando cuyos inicios se volvieron agridulces para la almeriense por la sobreexposición mediática a la que se vio sometida. Ahora, conocedora de cómo funciona el mundo de la prensa, continúa con su vida junto a su novio en Almería. Ambos están felices y enamorados y así lo muestra y demuestra la protagonista a través de sus redes sociales, donde con frecuencia deja rastro de los momentos que vive junto a Ponce. Por su parte, el ex de Paloma Cuevas decidió eliminar su cuenta personal de Instagram hace unas semanas con el fin de disfrutar de una mayor tranquilidad durante su día a día. Y hablando de Paloma Cuevas, destacar que en los próximos días el matrimonio se verá de nuevo las caras en la comunión de una de sus hijas en común, Bianca. Este evento se ha visto retrasado por culpa de la covid-19 y por la salud del padre de Paloma, Victoriano Valencia. Aun así, fuentes cercanas a ambos aseguran que la celebración tendrá lugar en la primera quincena de julio.

Enrique Ponce, Paloma Cuevas y un divorcio sin firmar

La separación entre Enrique Ponce y Paloma Cuevas saltó a la luz pública a principios del pasado verano, a pesar de que muchos compañeros ya conocíamos que lo suyo era una separación que venía de lejos. Ambos formaban una de las parejas más consolidadas de la sociedad española, pero unas fotografías del torero junto a una joven rubia hicieron saltar todas las alarmas de que nada era lo que parecía. Aquella chica de las fotos no era otra que Ana Soria, una estudiante de Derecho residente en Almería que se vio superada por las críticas. Para soportar todo aquello, Paloma se refugió en su familia y seres queridos, Paloma se refugió en sus allegados para poder superar la ruptura y el revuelo mediático que se generó en torno a su persona y a su familia.

Paloma Cuevas en Marbella.
Paloma Cuevas en Marbella. FOTO: KMJ/KMA GTRES

Tanto Ponce como Cuevas siempre mantuvieron su vida personal en su segundo plano, y a pesar de que se dejaban ver juntos en actos públicos, los detalles más íntimos sobre su rutina eran desconocidos para el gran público, ya que ambos tienen han tenido y tienen un objetivo en común: proteger a Bianca y Paloma, sus dos hijas. Ahora, un año después de su separación oficial, siguen sin firmar los papeles del divorcio. Aunque parece que el momento cada vez está más cerca, mucho se ha especulado sobre el verdadero motivo por el que el paso definitivo en su separación se está retrasando tanto.