María Patiño, traicionada por su propio programa: su monumental ENFADO en pleno directo

La presentadora de ‘Socialité' se ha convertido por sorpresa en protagonista de un reportaje que no la deja en muy buen lugar...

Maria Patiño en Sálvame
Maria Patiño en Sálvame

En los últimos años, la carrera de María Patiño ha experimentado un auge vertiginoso. Gracias a su puesto de colaboradora en ‘Sálvame’, la periodista se ha convertido en uno de los pesos pesados de Mediaset, hasta el punto de que se le confió un programa propio, ‘Socialité', el espacio de ‘La fábrica de la tele’ que presenta desde el año 2017. Se trata de un formato amable en el que se siente a salvo de las ‘sorpresas’ que el magacín vespertino de Telecinco guarda para sus tertulianos, pero ni siquiera su trabajo de conductora ha conseguido librarla de la última encerrona que todo su equipo le tenía preparada.

En la redacción de ‘Socialité' se ha cocido un trabajo de investigación que señala a diferentes famosos que supuestamente utilizarían su popularidad para intentar conseguir algún producto o servicio totalmente gratuitos, a cambio de promoción en sus redes sociales, donde acumulan miles, y a veces millones, de seguidores. El problema estaría en que estos “gorrones”, tal y como se les ha denominado en el programa, luego no cumplirían su parte del trato, y María Patiño estaría entre ellos. “¡Pero si soy yo!”, ha exclamado la presentadora cuando ha visto su foto en la pantalla del plató.

“Eso es falso, yo nunca he llamado pidiendo nada, y me voy a cabrear”, ha avisado muy enfadada la presentadora de ‘Socialité'. Durante la publicidad del programa, María Patiño “ha salido corriendo del plató, diciendo que esto va en contra de su filosofía. Estaba muy molesta con el equipo, especialmente con el director, a quien le ha echado la culpa”, ha explicado una de las reporteras del espacio.

María Patiño, tachada de "gorrona" en 'Socialité' FOTO: La Razón (Custom Credit) Mediaset

La información que ha llegado a ‘Socialité' sobre María Patiño hace referencia a la dueña de un negocio de productos de crochet, que habría hecho llegar a la presentadora un poncho y un top bordados a mano que esta nunca ha mostrado en sus redes sociales. “Nos pareció que era tener un poco de cara, porque decir que sí te lo vas a poner para recibir el producto y luego no cumplir con tu parte, es tener un poco de cara y de gorronear. Se ha aprovechado un poco y sentimos un poco de decepción con ella, la verdad”, ha explicado la presunta afectada.

María Patiño ha escuchado su testimonio con cara de muy pocos amigos y ha evitado pronunciarse al respecto, pero resulta evidente que su cabreo con la dirección del programa y parte del equipo es monumental. “No voy a decir absolutamente nada porque son temas muy delicados”, ha sentenciado muy seria y tajante. Además, no ha querido comprometerse a lucir alguna de las piezas en sus próximas intervenciones televisivas: “El sábado que viene ya veré qué hago con mi vida”.