Manuel Martos, la tranquila separación del músico tímido

Primeras fotografías ejerciendo como padre por separado

Thumbnail

La semana pasada una revista del corazón anunciaba en portada la separación de Manuel Martos y Amelia Bono. La noticia evidenciaba las vidas paralelas que viven los famosos entre lo que proyectan en sus redes sociales y la vida real. Este es el caso del hijo de Raphael y la hija de José Bono, acostumbrados a exponer su idílica familia en las redes sociales y cuya relación atravesaba una grave crisis desde hacía algún tiempo. El anuncio de la separación ha cogido de sopetón incluso a los propios protagonistas.

La confirmación, como no podía ser de otra manera, llegaba dos días después vía comunicado en Instagram, su red social favorita. “Tras casi 15 años, Manuel y yo hemos tomado la difícil decisión de separarnos como pareja, pero seguiremos juntos y unidos todas la vida por nuestros 4 tesoros...”. Diferencias conyugales al margen, la noticia que sorprendía a todos, deja en evidencia los distintos caracteres de la pareja.

Manuel, músico como su padre, siempre ha tenido un perfil más bajo que Amelia, mediáticamente hablando. La hija de José Bono, que se gestiona varias franquicias de Tous en Madrid y Castilla la Mancha, se ha hecho famosa en los últimos tiempos como “TikToker” por sus originales coreografías. Su vida en las redes es activa y se ha convertido en una de las celebrities más aplaudidas por su relato casi diario de su vida.

Amelia Bono y Manuel Martos anunciaron su separación a través de las redes sociales. FOTO: Instagram

Manuel ha preferido siempre una menor exposición. En sus inicios como cantante junto a su amigo Álvaro Azcárate en el grupo “Mota”, Manuel luchaba sobre el escenario por vencer una timidez que siempre le ha acompañado. De hecho, tras un primer álbum de éxito, decide cambiar los escenarios por el trabajo de despacho y la dirección artística, momento en que comienza a trabajar con su padre. Tras varios años a su lado, da un paso más y entra a trabajar en Universal como A&A (“artists and repertoire”, la división discográfica responsable del descubrimiento de nuevos talentos). Hoy simultanea sus labores como como director artístico y productor ejecutivo de la compañía. Su paso por televisión en 2017 como jurado de Operación Triunfo, le catapultó a la categoría de famoso entre el gran público.

Que se haya hecho pública su separación parece haber cogido con el pie cambiado a la pareja que sigue viviendo junta (al menos por el momento), en la casa que compraron en enero de 2017 en una urbanización de Aravaca. Se trata de un chalet pareado de cuatro plantas construido sobre una parcela de 506 m², que ocupa una superficie construida de 179 m². La construcción incluía un jardín con parcela por el que la pareja desembolsó 1 millón de euros hace cuatro años y medio. El cariño que se han dedicado mutuamente en su ruptura y el hecho de que la pareja esté casada en régimen de separación de bienes, hace prever un divorcio tranquilo. Ambos son propietarios al 50% de la casa, por lo que no habrá problema para que el domicilio conyugal siga siendo el mismo hasta que la pareja decida poner tierra de por medio, algo que no está previsto hasta después del verano. En esta primera semana de julio era habitual ver a la pareja junto a sus 4 hijos pasar unos días de descanso en Ibiza junto a Raphael y Natalia Figueroa. Este año es una incógnita.

Familias separadas por ambos lados

Lo que tienen a favor ambos es que la noticia, por traumática que sea una separación, no coge de primeras en sus familias. Por la rama familiar de Amelia, su hermana Ana Bono, se separó del aparejador Gabriel Funes, al poco de ser dar a luz a Ana, su hija en común; mientras José Bono Jr., su hermano jinete, acaba de zanjar definitivamente su relación con su prometido Aitor Gómez, con quien tenía planes de boda para este verano. Por parte de Manuel, las relaciones familiares de pareja han acabado también en fracaso. Su hermano Jacobo está separado de la actriz Toni Acosta desde 2015 tras 13 años y dos hijos -Nicolás y Julia- en común. Por su parte su hermana Alejandra, restauradora en el Thyssen de profesión, se separó en septiembre de 2020 de su marido Álvaro de Arenzana, tras 20 años de relación.