Así se prepara Sara Carbonero para vencer al cáncer

La periodista, que el 21 de mayo era intervenida de un tumor maligno en la clínica Ruber Internacional, está serena y optimista. Además de Iker, se rodea de su familia y amigos, como Isabel Jiménez.

  • Así se prepara Sara Carbonero para vencer al cáncer

Tiempo de lectura 4 min.

25 de mayo de 2019. 03:13h

Comentada
Cristina Fernández.  25/5/2019

«Un beso, un abrazo, una caricia, una sonrisa o un “todo irá bien”. Hoy les toca a ellas pero mañana podemos ser nosotras, nuestra hermana, nuestra madre, nuestra pareja, nuestra mejor amiga. Y cómo cambia la vida entonces. Que no nos haga falta que nos toque en primera persona para comenzar la lucha contra esta enfermedad. Unámonos y hagamos todo lo que está en nuestra mano desde ya». Hace siete meses, Sara Carbonero (35 años) aprovechaba el día contra el cáncer de mama para animar a la solidaridad y, sobre todo, a la prevención. Hoy, la periodista se recupera tras haberle sido extirpado un tumor maligno de ovario en la clínica Ruber Internacional (Madrid) a la que acudió el pasado 10 de mayo para hacerse una de esas revisiones rutinarias a las que animaba, y que sabe que salvan vidas. Al cierre de esta edición, Sara, que fue operada el pasado 21 de mayo, se mantenía serena, optimista y tan esperanzada como en aquel primer mensaje con el que compartió su diagnóstico: «Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico».

Así se prepara Sara Carbonero para vencer al cáncer

El guardamenta, aún convaleciente del infarto sufrido hace unas semanas, no se ha separado en ningún momento de Carbonero.

Y es que, en solo tres semanas, Sara ha pasado de sortear fotógrafos frente a la clínica de Oporto en la que se recuperaba su marido, Iker Casillas, tras su infarto, a ver cómo era la mano del portero la que sostenía la suya en este inesperado trance. El cancerbero, serio y con gafas de sol, evitó hacer declaraciones a la entrada del hospital pero sí se le ha podido ver (incluso fotografiar) en la cafetería, junto a sus suegros, Carlos Javier y Goyi, y su cuñada Irene. Esta última fue una de las que se hizo hueco con un «más valiente no la hay» entre los más de treinta mil mensajes que la influencer ha recibido en Instagram desde que se conoció la noticia. Su compañera y amiga Isabel Jiménez, de baja por maternidad, tampoco se ha separado de su vera en un mayo tan taurino que no ha parado de embestirles. La presentadora de «Informativos Telecinco» es la única que se ha pronunciado ante los periodistas de guardia con un escueto «es un tema delicado, lo siento». Sara es muy exclusiva en sus afectos y una vez más ha confiado su bienestar emocional a lo más íntimos. Entre ellos, hemos podido saber que también se encuentra la ex modelo Sandra Ibarra, un ejemplo de superación y de lucha victoriosa contra el cáncer, que ha estado en contacto con la presentadora en las últimas horas dándole aliento y apoyo. Además, a la colaboradora de «Deportes Cuatro» le está aportando mucho sosiego que sea la doctora Elena Carrillo de Albornoz, la jefa de la Unidad de Reproducción de la clínica Ruber que le practicó las cesáreas de sus dos hijos, Martín (5 años) y Lucas (3), la que haya estado a pie de quirófano. Carrillo es uno de los cinco doctores que han redactado y rubricado el hasta el momento único parte médico, emitido el día 22, con palabras como «éxito y sin incidencias» y adelantando que sería dada de alta «en los próximos días». En dicho escrito también se alude a una única inervención. Sin embargo desde«Semana», la revista que publicaba en primicia imágenes de Sara antes de su entrada, nos puntualizan: «Han sido dos intervenciones con dos ingresos –asegura a LA RAZÓN Jorge Borrajo, su director–. El 10 de mayo tuvo una revisión médica, que ella había concertado aprovechando que tenía un viaje profesional a Ibiza, como imagen de la marca Calzedonia, junto a Paula Echevarría y Ariadne Artiles. Mientras la expedición de invitados, periodistas incluidos, regresó a Madrid en el vuelo de las 12, Sara embarcó a las 7 de la mañana para llegar a esa cita médica. Horas después es informada de que han encontrado algo y que debe permanecer allí. Las primeras imágenes que publicamos en ''Semana'' se toman ese día sobre las 5 de tarde. Cuatro después, el 14 a las ocho de la mañana, ingresa para esa primera operación». Borrajo reconoce que su prioridad fue contrastar la información con Sara, sin respuesta de la toledana: «Nos pusimos en contacto con ella el lunes 20 y creo que eso fue lo que le motivó a contarlo en Instagram. A la revista no le hubiera gustado dar esa noticia, ni de ella ni de nadie. Entiendo que Sara quisiera mandar el comunicado el 21 por la noche para evitar el susto de la gente que no lo supiera».

Así se prepara Sara Carbonero para vencer al cáncer

Su amiga Isabel Jiménez

Hasta ese momento, solo su familia y su gran cómplice, Iker, conocían el presente de la periodista deportiva y sabían de su deseo de mantenerlo en la intimidad y ser positivos. Tanto es así, que horas antes de ingresar, la pareja celebraba el 38 aniversario del ex jugador del Real Madrid con toda la normalidad que se podría esperar. El portero, cuya recuperación ha pasado a un segundo plano tras lo de Sara, solo se atrevió a insinuar en las redes que «esta vez no ha sido un gran cumpleaños, he tenido que posar y mostrar esta cara algo alegre» que atenuaría seis líneas después con un «tengo que estar feliz porque desde hace 20 días uno sigue estando aquí con vosotros». El meta madrileño es un espejo de la filosofía de Sara, dispuesta a ganar este pulso a la vida, con la misma valentía con la que ha conseguido todo lo que tiene. Y aquí estamos deseando contarlo, Sara. Mucha fuerza.

Últimas noticias