Gente

La reina Isabel II veta a Harry y Meghan tras el anuncio de sus memorias

La monarca no se habría tomado nada bien la decisión de su nieto de publicar su autobiografía, en la que probablemente desvele secretos de Buckingham Palace

La reina Isabel II con Meghan Markle y el príncipe Harry en uno de los balcones de Buckingham Palace
La reina Isabel II con Meghan Markle y el príncipe Harry en uno de los balcones de Buckingham PalacePaul Grover/Daily TelegraphGTRES

Esta semana se ha dado a conocer a través de la editorial inglesa Penguin Random House que el príncipe Harry está trabajando en sus memorias, que verán la luz a finales del próximo año 2022. La noticia ha revolucionado la prensa británica, puesto que se espera que a lo largo de las páginas del libro el hijo pequeño de Diana de Gales desgrane algunos secretos nunca antes publicados de la monarquía, habida cuenta además de lo mucho que se ha tensado la relación entre el pelirrojo y su familia de sangre azul en los últimos meses. Según algunos medios, la reina Isabel II habría pedido “cordura” a su nieto a la hora de expresar sus pensamientos sobre Buckingham Palace en el papel.

Por lo visto, y a tenor de las últimas informaciones deslizadas por Daily Mail, a la monarca no le ha hecho ni pizca de gracia que el príncipe Harry quiera publicar sus memorias. Ya no solo por el escándalo que pueda salpicar a la corona inglesa por el contenido de las mimas, sino por la fecha que ha elegido para publicarlas. El próximo año, la reina Isabel II celebrará su Jubileo de Platino para conmemorar los 70 años en el trono, y considera “profundamente irrespetuoso” que el hijo pequeño de Diana de Gales haya escogido el mismo 2022 para sacar al mercado el libro que, muy probablemente, dará unos cuantos quebraderos de cabeza a su casa real.

La prensa inglesa culpa a Meghan Markle de los últimos desplantes del príncipe Harry a la familia real
La prensa inglesa culpa a Meghan Markle de los últimos desplantes del príncipe Harry a la familia realDaniel PockettEFE

Es por esto que, según el mismo diario citado anteriormente, la reina Isabel II habría tomado la decisión de vetar al príncipe Harry y a su mujer, Meghan Markle, a quienes desde Buckingham Palace consideran responsable de las últimas afrentas de su esposo, de los actos de celebración de ese Jubileo de Platino. Según las fuentes de Daily Mail, la monarca teme que el contenido de las memorias de su nieto pueda empañar su gran homenaje: “Estaba previsto todo un año de celebraciones... Sin embargo, ahora se caracterizará por un goteo de revelaciones y publicaciones”.

La reina dice ‘basta’

Los confidentes del tabloide británico, que mantendrían una relación muy estrecha con la monarquía inglesa, aseguran que esta ha sido “la gota que ha colmado el vaso” para que la reina Isabel II se plante ante los constantes desplantes de su nieto. Por lo visto, ella siempre ha intentado mantener una relación cordial con el príncipe Harry a pesar de los últimos acontecimientos, pero la noticia de la publicación de las memorias ha supuesto para ella el máximo que está dispuesta a soportar:

“Su Majestad se ha esforzado mucho por tratar de mantener su relación con su nieto y su familia separada de las decisiones que necesita tomar profesionalmente, por así decirlo. Y la invitación para que se unieran a ella el próximo año fue genuina. Aunque las cosas han sido muy difíciles, había una pequeña, pero continua esperanza de que hubiera transcurrido suficiente tiempo para que las cosas sanaran. Pero la sensación interna ahora es que este libro será la gota que colma el vaso (...). La idea de que (el príncipe Harry) incluso pudiera ser visto con su familia de nuevo en el futuro parece cada vez más inverosímil. Mucha gente sospecha que este es el final del camino”, asegura una de las fuentes.