Gente

Crónica de Carmen Duerto: “Yo soy español, español, español”

Sobre las cinco de la tarde Felipe VI llegaba al náutico, donde estuvo sentado en la cafetería tomando unas cervezas mientras charlaba con sus compañeros de regata

Copa del Rey de vela en Mallorca
Copa del Rey de vela en MallorcaNico Martínez / Copa del Rey MAPFRECopa del Rey MAPFRE / EFE

En la 39 Copa del Rey Mapfre, como es obvio, todos los barcos buscan al Rey. ¿Dónde está el Rey? Porque hay tres campos de regatas y una flota de 106 barcos. Pero, don Felipe, cuando ya estábamos a punto de desistir en la búsqueda, ha aparecido como un cohete acuático a toda vela por babor y casi ha abordado el barco del capitán Jaime Capel, fondeado en el borde del campo de regatas, mientras en cubierta se daba cuenta de un foie de primera, nada que ver con el bocadillo de foi gras que llevaban en el Aifos «que no estaba nada bueno, ni tampoco el de jamón york con un queso muy... que nos han puesto pero que nos hemos comido porque ya sabes que nos comemos lo que nos pongan».

Sería porque era la hora de la comida y porque el catering que llevan los barcos de seguimiento es del sevillano David de Castro, con jamón de Maldonado y caviar de Riofrío, pero la realidad es que el Aifos nos pasó rozando. Tan rozando que al grito de ánimo de «yo soy español, español, español» coreado por todos los que íbamos a bordo, el Rey Felipe y el almirante Rodríguez Toubes lo agradecieron con simpatía y no pudieron evitar dedicarnos varios saludos: «Sabíamos que erais vosotros». Y luego en tierra, don Felipe me reconocía que le habíamos animado y que «desde luego los ánimos se agradecen».

Felipe VI participa en la primera regata de la Copa del Rey de vela en Palma FOTO: Nico Martínez / Copa del Rey MAPFRE Copa del Rey MAPFRE / EFE

Hoy no navegará porque recibe al presidente Sánchez en Marivent, que se quedará a comer, pero el resto de semana, saldrá a navegar todos los días. También, y eso no hacía falta dudarlo porque saltaba a la vista, preguntarle por sus impresiones era obvio: «Siempre es un gusto estar en Mallorca y salir a navegar». Tanto que estuvo casi un cuarto de hora, calzado con sus abarcas menorquinas beige y con su bolsa de plástico azul al hombro, departiendo con su tripulación a bordo del Aifos y luego, sentado tranquilamente en la terraza del club náutico entre la marinería que compite, tomándose una cervecita, sin prisas y charlando animadamente con seis miembros de su tripulación, con los que forma grupo burbuja. Y encantado con quien le pedía hacerse una foto con él. Es más, se levantaba para salir mejor.

Después se les unía Jaime Anglada, que en tiempos competía con el Rey Felipe y ahora canta con Carolina Cerezuela. La mujer de Anglada ha hecho buena amistad con doña Letizia y alguna vez se les ha visto en el Puro Beach de Illetas, tomando una copita. «Este año no tenemos previsto hacer ninguna actuación durante la regata», cuenta. Tras terminar una jornada de competición en la que ha quedado cuarto en su categoría, se ponía a los mandos de su Cupra camino de Marivent. Y sí, justo hoy hace un año que el rey don Juan Carlos vive expatriado en Abu Dhabi, pero de eso aquí no se habla porque de don Juan Carlos se recuerda que hasta hace 14 años navegaba en esta bahía de Palma defendiendo una Copa de Vela que muchas veces era suya con el barco Bribón. Digamos que la parte deportiva y el reconocimiento que su presencia tenía en esta regatas que contribuía a poner Mallorca en el mapa mundial, pesa más.