Gente

El renacer de la Reina Sofía

Para la biógrafa de Don Juan Carlos, es «la abuela predilecta de los españoles»

La Reina Doña Sofía entrega los Premios Sociales Fundación MAPFRE, a 6 de octubre de 2021, en Madrid, España.  Los Premios Sociales Fundación MAPFRE tienen como objetivo el reconocer a personas, entidades y proyectos que ayudan a conseguir con su entrega y trabajo una sociedad más justa y menos desigual.
PREMIOS;MAPFRE;GENTE;CASA REAL
Raúl Terrel / Europa Press
06/10/2021
La Reina Doña Sofía entrega los Premios Sociales Fundación MAPFRE, a 6 de octubre de 2021, en Madrid, España. Los Premios Sociales Fundación MAPFRE tienen como objetivo el reconocer a personas, entidades y proyectos que ayudan a conseguir con su entrega y trabajo una sociedad más justa y menos desigual. PREMIOS;MAPFRE;GENTE;CASA REAL Raúl Terrel / Europa Press 06/10/2021 FOTO: Raúl Terrel Europa Press

Horas antes de que la historiadora Laurence Dabrey fuera entrevistada en la televisión francesa por su libro «Mi rey caído», la Reina Sofía recibía los aplausos del pueblo soberano al salir del Casino de la calle Alcalá de Madrid, donde a las siete de la tarde presidía los premios Sociales Mapfre. Acudió acompañada de la Infanta Elena. Una vez que la pandemia se estabilizó, Doña Sofía retomó la agenda institucional dejándose ver en varios actos representando a la Corona.

A pesar de los vaivenes de la Monarquía, representado primero por el «caso Nóos» y después por informaciones relativas a las finanzas de Don Juan Carlos, las traiciones de Corinna Larsen y, por último, su alejamiento de España, la Reina Sofía ha mantenido un perfil alto, dosificancándose lo justo y en causas que le entusiasman. En las encuestas es, junto a Felipe VI, el miembro más valorado de la Casa Real. La Infanta Elena que se convirtió en daño colateral y pagó los platos rotos dejó de estar en el organigrama central de la familia Borbón Grecia. Lo que Zarzuela denomino el núcleo duro compuesto por los Reyes, sus hijas y, en menor medida, Doña Sofía, que sigue formando parte del Presupuesto General del Estado asignado a la Corona.

La reina Sofía (c) saluda a su llegada a un concierto con motivo de la inauguración del curso de la Escuela superior de Música Reina Sofía, este jueves en Madrid.
La reina Sofía (c) saluda a su llegada a un concierto con motivo de la inauguración del curso de la Escuela superior de Música Reina Sofía, este jueves en Madrid. FOTO: JUANJO MARTIN EFE

Doña Sofía se mantiene impecable tanto en el aspecto físico como en el profesional, como así lo demostró el miércoles pasado, y en verano, en sus salidas con su grupo de incondicionales, como son el matrimonio Fruchaud y su hermana la princesa Irene. El 24 de noviembre las dos hermanas acudirán al Teatro Real para la entrega de los Premios BMW de pintura y la veremos en los premios Princesa de Asturias.

La aparición del libro de Dabrey da nuevas claves de la relación del matrimonio real. De hacer caso a la biógrafa francesa, los Eméritos mantienen una cordialidad hasta ahora desconocida. Debray describe a Doña Sofía como «la abuela predilecta de los españoles» y una gran profesional como ya la definió en su día su marido. Hubo desplantes públicos y muchos privados hasta que las aguas retomaron su cauce de dar por buenas las informaciones de la biógrafa francesa. Doña Sofía se ha posicionado junto a su marido aunque, por motivos obvios, no se ha desplazado a los Emiratos como sí hacen mensualmente las Infantas. El perdón lleva aparejado la buena sintonía entre ellos. Don Juan Carlos y Doña Sofía son dos octogenarios que han tenido su personal travesía del desierto y ahora con miles de kilómetros de distancia han vuelto a entenderse.