Gente

83 cumpleaños de la Reina Sofía: en Zarzuela y con “look” renovado

Hoy Doña Sofía cumple 83 años y lo celebrará en Zarzuela, como hizo hace unos días la Princesa Leonor

La Reina Sofía saliendo de su hotel en Atenas
La Reina Sofía saliendo de su hotel en Atenas FOTO: Jesus Briones GTRES

Cuando cumplió ochenta, Sofía de Grecia y Reina emérita de España, recibió el más valioso de los regalos: reunir en torno a su mesa a toda la familia. Llevaba más de cinco años esperando este mágico momento. E incluso hubo posado oficial en la escalinata de Zarzuela. Era la primera vez en mucho tiempo, que los Reyes Felipe y Letizia se fotografiaban con la Infanta Cristina, apartada de la vida oficial. Allí estaba también el Rey emérito. Doña Sofía siempre ha sabido que su esposo lleva una vida al margen. Y no solo con Marta Gayá o Corinna Larsen, las oficiales. Hacían vidas conyugales separadas con lo que eso conlleva. Lo único que ella pidió siempre (y con más de un golpe sobre la mesa) fue discreción. Cosa que hoy no ocurre. Por Don Felipe, la Reina emérita siempre se mantuvo fiel a su compromiso con la corona del Reino de España y no ha tenido problema en recargar su agenda cuando la pandemia se lo ha permitido. Así, Doña Sofía cumple hoy 2 de noviembre 83 años y lo hace más radiante que nunca. Sigue siendo un activo para Casa Real, su popularidad –nunca medida de manera oficial– se mantiene alta y constante y sus escapadas al extranjero ya no son vistas como huidas, sino que se ven como dentro de la normalidad de una mujer con su familia dispersa por media Europa y que ya no tiene que aparentar que vive en el Palacio de la Zarzuela con su esposo. Está previsto que la Reina Emérita lo celebre en Zarzuela como también lo hizo hace unos días su nieta, la Princesa Leonor.

La reina Sofía asiste a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, celebrada este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo.
La reina Sofía asiste a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, celebrada este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo. FOTO: Eloy Alonso EFE

En esta década de escándalos en los que Don Juan Carlos ha acabado exiliado en Abu Dabi e Iñaki Urdagarin en prisión, Doña Sofía ha hecho de todo menos envejecer. La vimos radiante el pasado fin de semana en la boda de su sobrino Felipe de Grecia en Atenas, y su aspecto era mucho mejor que el de otros «royals» de su generación, como es el caso de sus propios hermanos, Irene y Constantino, de los primos daneses y los noruegos. Estuvo espectacular en los Premios Reina Sofía de Composición Musical o el de los Princesa de Asturias. Y es que cuando todos hablábamos de los estilismos de la Reina Letizia, ella ya llevaba unos Valentinos de alta costura de infarto. Por no hablar de que su vestido de novia se lo hizo Jean Desses, la estrella del diseño mundial en los años 40 y 50. Hasta recogiendo basura en las playas en el «Word Clean Up Day» aparece con «looks» informales ultracuidados y derrocha vitalidad. La Reina emérita sigue sorprendiendo con sus coloridos estampados, pero va más allá. En 2019 lucía un pelo totalmente blanco y ahora luce una melena avellana. La Reina Letizia se deja las canas y la madre de Felipe VI está dispuesta a mantener una imagen juvenil. La explicación es más bien sencilla. La emérita tiene una nueva peluquera que le ha aconsejado con acierto apostar por tonos marrones con planeados para iluminar su rostro.

Doña Sofía llega a los 83 años plena y vital. La carne está fuera de su dieta desde hace mucho tiempo, al igual que el alcohol y solo se permite tomar algún dulce de vez en cuando. Es habitual que de paseos por El Pardo con sus perros. Es querida por sus hijos, nietos, hermanos y sobrinos. Mantiene contacto con Don Juan Carlos por videollamada y vive un ajetreado día a día con su hermana Irene, a la que adora y cuida. Con el capítulo del amor conyugal cerrado a la opinión pública, Doña Sofía brilla más que nunca.