Gente

“Charlene está agotada de las cirugías y no puede comer bien”, según sus amigos

La princesa regresó el pasado 8 de noviembre al Principado, pero se encuentra ingresada en un centro en Europa

Alberto de Mónaco y Charlene, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa
Alberto de Mónaco y Charlene, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa FOTO: Eric Mathon Eric Mathon

Las personas más cercanas a Charlene de Mónaco están preocupadas por su estado de salud y su extremada delgadez. La princesa regresó al principado el pasado 8 de noviembre, aunque se encuentra recuperándose en una clínica en Europa. La esposa de Alberto II pasó seis meses en Sudáfrica aquejada de una grave infección otorrinolaringológica, por la que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones.

Cuando parecía que estaba completamente recuperada, el comunicado oficial emitido por palacio alertaba de que los problemas de salud seguían aquejando a la princesa. Su marido, el príncipe Alberto, contó después en una entrevista que se encuentra ingresada en un centro en Europa por voluntad propia tras sufrir un profundo agotamiento tanto emocional como físico. Unos días más tarde de esas declaraciones han sido los amigos de la Princesa los que han alertado de la grave situación por la que atraviesa y de que “casi muere” tras someterse a varias cirugías en el continente africano y que la impidieron comer alimentos sólidos durante un largo periodo de tiempo.

Los hijos de Alberto y Charlène de Mónaco sujetan un cartel que dice: "Te echamos de menos, mami"
Los hijos de Alberto y Charlène de Mónaco sujetan un cartel que dice: "Te echamos de menos, mami" FOTO: Niviere David/ABACAPRESS.COM GTRES

Las personas más cercanas a Charlene están preocupadas por su pérdida de peso, según ha apuntado una fuente a “Page Six”. Les preocupa que la Familia principesca haya subestimado la gravedad de su situación después de que el Príncipe afirmara en “People” que había ingresado. “Es injusto que se la presente con algún tipo de problema mental o emocional. No sabemos por qué Palacio le resta importancia al hecho de que casi muere en Sudáfrica”, se asegura en el medio. La dolencia sufrida en Sudáfrica la obligó a pasar hasta en tres ocasiones por la mesa de operaciones y resultó que la generó “graves problemas de sinusitis y deglución derivados de una cirugía anterior”. Estas operaciones la han impedido “comer alimentos sólidos durante seis meses y “solo ha podido ingerir líquidos a través de una pajita, por lo que ha perdido casi la mitad de su peso corporal”. La misma fuente señala que “no está perdiendo la cabeza ni sufre problemas graves de salud mental” sino que estaría “agotada por haber pasado durante seis meses por cirugías y por una incapacidad para comer adecuadamente”. Además, la princesa ha sufrido por no poder estar cerca de sus mellizos Jacques y Gabriella, así como de su esposo.