Gente

¿Qué lleva la Reina Letizia en el bolso?

En su último acto en Suecia, Doña Letizia tuvo un contratiempo al caer su clutch al suelo

La Reina Letizia, durante la Recepción ofrecida por los Reyes de Esapaña en la Residencia de la Embajadora de España en Suecia.- EFE/ Juanjo Martín
La Reina Letizia, durante la Recepción ofrecida por los Reyes de Esapaña en la Residencia de la Embajadora de España en Suecia.- EFE/ Juanjo Martín FOTO: JUANJO MARTIN EFE

Último acto oficial de los Reyes Felipe VI y Letizia en Suecia. Los Reyes ofrecían una recepción en honor de sus homólogos suecos, el Rey Carlos Gustavo y la Reina Silvia, en la Residencia de la Embajadora de España en el país nórdico, en señal de agradecimiento por las atenciones recibidas durante su viaje.

Cuando acababa de comenzar el acto, la Reina Letizia ha sufrido un pequeño percance del que ha salido airosa. Y es que en un momento a la soberana se le ha caído el bolso de las manos.

Rápidamente, Doña Letizia se ha agachado para recoger su clutch de pitón en color verde, de Lidia Faro, así como todas las pertenencias que había en su interior. ¿Y qué es lo que lleva la Reina en el bolso? A pesar de la celeridad con la que ha recogido sus pertenencias, las cámaras han captado qué lleva consigo cuando acude a un acto público.

Como la mayoría de las mujeres, Letizia llevaba en su bolso dos básicos: su teléfono móvil y un pintalabios. No había necesidad de llevar nada más, ni monedero, ni portatarjetas, ni llaves que podrían ser otros imprescindibles. El primero, fundamental para estar conectada en todo momento, sobre todo cuando está alejada de sus hijas: la Princesa Leonor continúa sus estudios en Gales y la Infanta Sofía espera el regreso de sus padres a Madrid. El segundo, un clásico para estar perfecta y retocar los labios en cualquier momento, incluso para dar un toque de color rápido y natural en las mejillas.

La Reina Letizia, y los reyes de Suecia, Carlos XVI Gustavo y Silvia.- EFE/ Juanjo Martín
La Reina Letizia, y los reyes de Suecia, Carlos XVI Gustavo y Silvia.- EFE/ Juanjo Martín FOTO: JUANJO MARTIN EFE

No es la primera vez que Doña Letizia sufre un contratiempo. En noviembre de 2020 se la pudo ver con el dobladillo de su vestido de Carolina Herrera subido en la entrega de los Premios Jaime I en Valencia, y en febrerdo de 2019 pasó un mal trago en Rabat cuando el viento estuvo a punto de dejar al descubierto su melena, icuberta por un velo de gasa, cuando iba a entrar en el Mausoleo de Mohammed V y Hassan II en Rabat.

También en 2006 y durante una visita a San Roque, para presidir los actos del 300 aniversario de la localidad gaditana, el viento dejó al descubierto su ropa interior.