Gente

Bárbara, jaque al Rey

El Senado ha dado luz verde a que la vedette comparezca por un supuesto pago que habría recibido tras su relación con don Juan Carlos de Borbón

El rey emérito Juan Carlos I
El rey emérito Juan Carlos I FOTO: LEGAN P. MACE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO LEGAN P. MACE / ZUMA PRESS / CON

Cuentan que se conocieron durante la Transición, presentados por el mismísimo Adolfo Suárez. Entre ellos se forjó una amistad que rápidamente alcanzó un nivel superior. Fue un secreto a voces durante años. La relación entre el Rey Juan Carlos y Bárbara Rey estaba en boca de todos, y aunque a día de hoy ninguno de los protagonistas la ha confirmado abiertamente, se da por hecho que entre ellos hubo más que amistad. Tanto es así que el asunto ha llegado incluso al Senado, que ha aceptado hoy que la actriz comparezca en la Cámara Alta a raíz de sus declaraciones sobre los supuestos pagos que habría recibido de parte de los servicios de inteligencia patrios a cambio de comprar su silencio sobre su vínculo con el emérito.

Se pretende así que Bárbara Rey explique “la veracidad de las informaciones publicadas según las cuales supuestamente recibió, por parte de personas del entonces CESID, u otros altos estamentos del Estado ( o sus popularmente conocidas como “cloacas”) ingentes cantidades de dinero público de fondos reservados y posibles prebendas como la contratación por parte de una televisión autonómica (Canal 9), para que no hiciese públicas sus supuestas relaciones con supuestos altos cargos del Estado”, tal y como se puede leer en la petición que ha realizado Compromís.

El paso a seguir es que la Mesa de la comisión de Interior del Senado, compuesta por tres miembros del PSOE y dos del PP, tramite esta petición, establezca una fecha y hora para la comparecencia de la vedette y la invite a la Cámara Alta para que preste declaración.

Bárbara Rey en una foto de archivo
Bárbara Rey en una foto de archivo

Fue en el año 1997 cuando Bárbara Rey denunció ante las autoridades que había sufrido en su casa de La Moraleja el robo de “documentos, carretes fotográficos y cintas de vídeo” que implicaban a “altas personalidades del Estado”. La vedette acusó directamente a Manuel Prado y Colón de Carvajal, antiguo administrador privado del Rey Juan Carlos I, de estar detrás de la operación, aunque nunca pudo confirmarse. Comenzó entonces una maraña de elucubraciones que se ha extendido hasta el día de hoy, alcanzando ahora unos niveles que antes parecían inimaginables.

Otra de las versiones, tampoco confirmadas jamás, apunta a que Bárbara Rey habría intentado chantajear a don Juan Carlos exigiéndole elevadas sumas de dinero a cambio de no hacer pública su supuesta relación.

Ni confirmo ni desmiento

Durante años, Bárbara Rey ha insinuado un supuesto affaire con el Rey Juan Carlos I, y aunque nunca se ha referido directamente a su nombre, tampoco ha desmentido su relación cuando se le ha preguntado por él. “Lo diré si yo quiero porque me pertenece controlar lo que siento”, señaló en una entrevista en ‘Sábado Deluxe’, en la que más tarde también añadió: “Hay personas a las que se le tiene un aprecio y cariño, lo que no quiero es hacerles daño ni aprovecharme en momentos difíciles”.

Ahora, sus declaraciones y los rumores han trascendido los platós de televisión y han llegado a las altas instancias del Estado, elevando así las habladurías a una categoría mucho mayor. Cuando Bárbara Rey se reafirme en su versión, si es que lo hace, ya no lo estará haciendo en un medio de comunicación especializado en crónica rosa, sino en el Senado de España, oficializando unas acusaciones que se traducen en un nuevo jaque a don Juan Carlos I.