Gente

El ultimátum del juez al príncipe Andrés en la demanda sobre abuso sexual

El magistrado exige que se le entreguen documentos que pueden ser determinantes para la resolución del caso

El príncipe Andrés
El príncipe Andrés FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Se complican las cosas para el príncipe Andrés en el proceso legal que Virginia Roberts Giuffre, víctima de Jeffrey Epstein, mantiene contra él tras acusarle de también haber abusado sexualmente de ella cuando era una menor. A pesar de los intentos de los abogados del hijo de la Reina Isabel II de frenar el caso, el juez acaba de ordenar que se le entreguen una serie de documentos que podrían ser determinantes a la hora de resolver la demanda.

El último intento de la defensa del príncipe Andrés por detener el avance del proceso se basó en la jurisdicción, argumentando que la denunciante ha vivido en Australia en los últimos 19 años, salvo dos de ellos, por lo que la Justicia estadounidense no tendría potestad para llevar el caso. Los abogados aseguran tener pruebas solidas, como una licencia de conducir australiana de Virginia Roberts Giuffre o la casa de más de un millón de dólares en la que vive con su marido y sus hijos en el país de Oceanía. Sin embargo, el juez tampoco ha aceptado esta premisa y ha exigido a los abogados que entreguen los documentos que solicita antes de que venza el plazo que ha determinado.

Por su parte, la abogada de la demandante ha señalado en un comunicado que este ha sido “solo otro más de una serie de intentos frustrados del príncipe Andrés por eludir los méritos legales del caso que Virginia Roberts Giuffre ha presentado en su contra. Todas las partes del litigio están sujetas a descubrimiento y el príncipe Andrés no es una excepción”.

Virginia Roberts y el príncipe Andrés
Virginia Roberts y el príncipe Andrés

Además, el equipo legal de Giuffre mantiene que cuenta con hasta seis testigos que pueden relacionar al príncipe Andrés con su representada la noche en la que supuestamente se produjeron los abusos sexuales, mientras que el hijo de la Reina Isabel II todavía no ha aportado a ninguna persona que pueda respaldar su coartada de que en aquel momento se encontraba en una pizzería de Woking, una ciudad inglesa situada en el Condado de Surrey.

En un principio, la defensa del príncipe Andrés se basó en negar que conocía o que había coincidido en algún momento de su vida con la supuesta víctima, pero tras la publicación de una fotografía en la que ambos aparecían juntos se descubrió su mentira. Ahora, parece que el juez ha desmontado un nuevo argumento de los abogados del hijo de la Reina Isabel II, en un caso que se le complica a cada día que pasa.