Gente

El nuevo escándalo que salpica a Charlène de Mónaco: su cura de confianza, acusado de pornografía infantil

Se juega 60 años de prisión

Charlène de Mónaco
Charlène de Mónaco FOTO: Fotogramma / MEGA GTRES

El nombre de Charlène de Mónaco vuelve a ocupar los titulares, pero el asunto que, en esta ocasión, la ha colocado en el punto de mira no tiene nada que ver con su estado de salud o los rumores de distanciamiento con el príncipe Alberto. El padre William McCandless, uno de sus asesores de máxima confianza, ha sido acusado en Estados Unidos de un delito de pornografía infantil. Si se demostrara su culpabilidad, se enfrentaría hasta a 60 años de prisión.

El sacerdote ha sido acusado de descargar cientos de imágenes en Mónaco y posteriormente enviarlas a Estados Unidos. Por lo visto, algunas de las fotografías son de extrema crudeza y muy explícitas. Se le relacionó con este caso de pornografía infantil después de que un exempleado encontrara este horrible material en un ordenador que anteriormente perteneció al padre William McCandless. De momento, el religioso se encuentra bajo arresto domiciliario hasta que se esclarezca su participación en este delicado asunto.

Alberto de Mónaco y Charlène, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa al principado
Alberto de Mónaco y Charlène, junto a sus hijos, tras el regreso de la princesa al principado FOTO: Eric Mathon Eric Mathon

El caso toca de cerca a Charlène de Mónaco, puesto que se trata de su sacerdote de confianza. Además, el clérigo ha ocupado cargos importantes dentro del principado. De hecho, fue testigo del nacimiento de los mellizos de la princesa y Alberto, y unió en santo matrimonio al hermano de la exnadadora olímpica, Gareth Wittstock, que se casó en septiembre de 2015 con Roisin Galvin. Tan fuerte era el vínculo que le unía a la familia real monegasca que llegó a vivir durante un tiempo en las instalaciones del Palacio de Grimaldi.

La mala racha de Charlène

De momento, ni la Casa Real de Mónaco ni la princesa se han pronunciado sobre este escándalo que los toca de cerca. No es ningún secreto que Charlène ha pasado por una mala racha en los últimos meses en los que su salud parece haberse resentido. La esposa del soberano tuvo que ser ingresada en una clínica especializada para recuperarse, manteniéndose alejada del pequeño país europeo y de su familia. Recientemente, la exnadadora regresó a su hogar, pero, de momento, todavía no ha sido vista en ningún acto oficial como princesa.