Gente

Gareth Wittstock, el hombre que protege a Charlène en su separación de Alberto de Mónaco

El hermano pequeño de la princesa se ha trasladado a Mónaco para estar cerca de ella

Gareth Wittstock, hermano de Charlène de Mónaco
Gareth Wittstock, hermano de Charlène de Mónaco FOTO: Grtres Gtres

No es un secreto que Charlène de Mónaco no atraviesa su mejor momento. Tras el regreso de su viaje a Sudáfrica, donde tuvo que ser operada en tres ocasiones por una infección, sus apariciones públicas han sido contadas. Después de pasar varios meses ingresada en una clínica de Suiza para recuperarse física y mentalmente, la esposa de Alberto de Mónaco ha retomado su agenda oficial. Según “Voici”, la exnadadora le habría hecho firmar a su marido un contrato confidencial por representar a la casa de Grimaldi en público. Según ha trascendido, el príncipe Alberto tendría que pagarle a su esposa cerca de 12 millones de euros al año, además de conceder la nacionalidad monegasca a su hermano pequeño, Gareth Wittstock. De esta manera, Gareth se convertirá en el fiel escudero de Charlène acompañándola en Mónaco.

En 2018, el hermano de la princesa de Mónaco se separó de la exbailarina Roisin Galvin Gareth y se trasladó a Mónaco, para estar cerca de su hermana y su cuñado. Gareth Wittstock se transformó en la mejor compañía para Charlène y sus sobrinos, Jacques y Gabriella, convirtiéndose en su mejor apoyo en medio de los rumores de separación.

Charlene de Mónaco, junto al príncipe Alberto - Photo Germain Hazard / DPPI
AFP7 
30/04/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN
Charlene de Mónaco, junto al príncipe Alberto - Photo Germain Hazard / DPPI AFP7 30/04/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Gareth es un personaje conocido en Mónaco y tiene una presencia muy destacada en la vida social del Principado, acompañando con frecuencia a su familia política en varios eventos oficiales. Eso le ha valido el apodo de “el conde de Mónaco”. Al igual que su hermana, nació en Zimbabue y creció en Sudáfrica. Ingeniero informático de formación, Gareth decidió trasladarse a Mónaco junto a Charlène a raíz de la boda de esta con el príncipe Alberto. Allí fue donde conoció a la irlandesa Roisin Galvin, con quien tuvo una hija, Kaia-Rose, y con quien, en septiembre de 2015, se dio el sí quiero en una boda celebrada en presencia de los príncipes de Mónaco. Actualmente, están separados.

La revista “Paris Match” afirma que tras instalarse en Mónaco, Gareth inviritió en un café Starbucks, dentro del Principado, pero su trabajo más destacado lo desempeña en la fundación de su hermana, la Princess Charlène of Monaco Foundation, una organización benéfica dedicada a mejorar la vida y educación de los niños en la que Wittstock ocupa el cargo de secretario general.

En una entrevista concedida en 2005, el hermano de Charlène aseguró que ella “necesita el apoyo de sus seres queridos y nuestro vínculo es muy fuerte”. “La veo regularmente, nos visitamos y mi hija juega con sus mellizos. Es algo muy conmovedor y muy especial para nosotros”.