Gente

Así fue el emotivo reencuentro de Don Juan Carlos y Pablo Urdangarin

El monarca asistió al partido de balonmano de su nieto en Pontevedra

La noticia de la semana, sin duda, es el regreso de Don Juan Carlos a España después de dos años fuera en Abu Dabi. El monarca ha volado a Sanxenxo para disfrutar de de las regatas. Allí, era recibido por su hija, la infanta Elena, seguidora y practicante de este deporte y de quien ha heredado la pasión por éste. Don Juan Carlos fue recibido por su íntimo amigo Pedro Campos, con quien comparte una larguísima y estrecha amistad.

Don Juan Carlos no ha dudado en ir a ver a jugar al balonmano a su nieto Pablo Urdagarin que, casualmente, ayer jugaba un partido en Pontevedra. El monarca fue uno más de los asistentes en el partido disputado entre el Barça B y el Club Cisne Balonmano, y, al terminar, abuelo y nieto se fundieron en un tierno y emotivo abrazo. El hijo de la Infanta Cristina se mostró bastante emocionado de poder jugar ante su abuelo, que se convirtió en el espectador más importante del encuentro y acaparó todos los focos.

Juan Carlos I conversa con su nieto Pablo Urdangarín
Juan Carlos I conversa con su nieto Pablo Urdangarín FOTO: Salvador Sas EFE

Tras terminar el partido, Pablo Urdangarin estuvo conversando un buen rato con su abuelo y, antes de marcharse, le dio un cariñoso beso en la mano, a modo de despedida. Es innegable que ambos sienten devoción el uno por el otro y que el hijo de la infanta Cristina estaba muy entusiasmado con la inesperada visita de su abuelo en el encuentro. La última vez que se vieron fue en Semana Santa, cuando casi toda la familia al completo viajó a Abu Dabi para pasar unos días con el monarca. Don Juan Carlos protagonizó junto a sus hijas y sus nietos uno de los posados más esperados y se ha convertido en una de las fotografías del año, a pesar de estar aún en el mes de mayo.

Pablo Urdangarin se ha convertido en el hijo más mediático de la infanta Cristina. Se ha ganado el cariño de todo el mundo tras convertirse en el portavoz de su familia cuando se dinamitó el matrimonio de sus padres. Su carisma y su forma de ser y la buena educación que ha demostrado en todas sus apariciones públicas han hecho que, de un día para otro, sea uno de los nietos de Don Juan Carlos más querido, levantando pasiones en cada una de sus intervenciones, e incluso generando club de fans.