Gente

Regreso

La Reina Sofía regresará a Marbella junto a tres de sus nietos

Lo hará para asistir a un concierto dirigido por su amigo Zubin Mehta

La Reina Sofía
La Reina SofíaEduardo SanzEuropa Press

Fue el pasado 5 de julio cuando la Reina Sofía se dejó ver por última vez de forma pública. Lo hizo durante su visita al Banco de Alimentos de Navarra, y será dentro de muy pocos días cuando vuelva a presentarse en una cita similar. La madre de don Felipe VI acudirá el próximo jueves, 14 de julio, a la sede de la Fundación Banco de Alimentos de Asturias, mostrando una vez más su compromiso con este tipo de organizaciones que ayudan a las familias más vulnerables. Además, en el acto también estarán otros representantes de las administraciones públicas y del Gobierno.

Pero será el próximo 20 de julio cuando la Reina Sofía acuda a una de las citas más especiales para ella: el concierto de la Orquesta y el Coro del Maggio Musicale Fiorentino, dirigido por el célebre Zubin Mehta, antiguo director de la Orquesta Filarmónica de Israel. La monarca, íntima amiga del músico, presidirá el evento acompañada de tres de sus nietos, según ha publicado el portal “Vanitatis”, aunque se desconoce la identidad de los mismos.

La reina Sofía, en una de sus últimas apariciones públicas, junto a la reina Silvia de Suecia
La reina Sofía, en una de sus últimas apariciones públicas, junto a la reina Silvia de SueciaJ.M. GARCÍAAgencia EFE

El concierto contará con más de 150 músicos y artistas que interpretarán la Sinfonía nº 9 de Beethoven y se celebrará en el Marbella Arena, la antigua plaza de toros de Puerto Banús, y constituye una de las cistas más esperadas de la agenda cultura de la ciudad malagueña.

La cita supondrá para la Reina Sofía su regreso a Marbella, una localidad que visita con frecuencia, tanto por razones institucionales como privadas. Cabe recordar que la esposa de don Juan Carlos I preside de forma honorífica la Asociación Concordia de Marbella, y en numerosas ocasiones se ha presentado en la sede de los enfermos de sida del centro para conocer su situación. “Los chicos que la veían delante de ellos en el hospital de día le decían: ‘¡Pero si es la Reina! Y está aquí con nosotros’. Y le besaban las manos, la abrazaban y no se separaban de ella. Mi prima, emocionada, no paraba de llorar con ellos. Fue muy emocionante para todos”, cuenta la princesa María Luisa al medio citado anteriormente.