Gente

Los duques de York, de nuevo en el punto de mira

Nuevas informaciones apuntan a «otro pacto» entre el príncipe Andrés y Virginia Giuffre

Sarah Ferguson , Duchess of York and Prince Andrew The Duke of York during day four of Royal Ascot at Ascot Racecourse.
Sarah Ferguson , Duchess of York and Prince Andrew The Duke of York during day four of Royal Ascot at Ascot Racecourse. FOTO: Adam Davy GTRES

El pasado mes de febrero conocíamos que el príncipe Andrés, acusado de estar involucrado en el caso Epstein y abusar sexualmente de Virginia Giuffre cuando esta era una adolescente, había llegado a un acuerdo económico con la víctima. Y aunque se trataba de una cifra confidencial, rápidamente los medios británicos filtraron que la cuantiosa cifra ascendía a más de 12 millones de libras (14 millones de euros); además de «una donación sustancial» a una organización benéfica «en apoyo de los derechos de las víctimas». Tras el pacto, un comunicado oficial aseguraba que el hijo de la soberana monarca nunca había tenido la intención de «difamar el carácter de la señora Giuffre y acepta que ella ha sufrido tanto como víctima establecida de abusos como a consecuencia de los injustos ataques público».

Las negociaciones para llegar al pacto duraron al menos diez días y finalmente el acuerdo se produjo tan solo seis meses después de que la víctima presentara una demanda contra él, y un mes después de que el juez Kaplan rechazara la moción de Andrés para desestimarla; y que evitaba que el segundo hijo varón de la reina tuviera que prestar declaración judicial en marzo, como estaba previsto inicialmente. Pero ello no exime al duque de York de la polémica que le persigue desde entonces. Y es que tras la condena a 20 años de prisión de la mano derecha de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, por tráfico de menores; ahora el punto de mira se vuelve a situar sobre el duque.

El príncipe Andrés, duque de York, a su llegada a la sede de Crossrail en la plaza de Canadá en Londres (Reino Unido)
El príncipe Andrés, duque de York, a su llegada a la sede de Crossrail en la plaza de Canadá en Londres (Reino Unido) FOTO: FACUNDO ARRIZABALAGA EFE

De 3 a 5 millones

Medio año después de tan polémico acuerdo, ahora el medio británico «The Sun» publica que la cifra real que Andrés pagó a Virginia Giuffre nada tiene que ver con lo publicado por entonces: «Se pensó, y se informó ampliamente, que Virginia obtuvo un acuerdo de 12 millones de libras de Andrés, pero eso no es correcto. Fue mucho menos que eso, tan bajo como 3 millones». Según esta misma fuente, los abogados del hijo de Isabel II negociaron un precio reducido de 3 millones a 5 millones de libras, todo el dinero que pudo juntar rápidamente para detener su demanda civil.

«Sin duda esto habrá influido en las condiciones del acuerdo que ella estaba dispuesta a firmar», asegura dicha fuente. En efecto habría influido, ya que se cree que tampoco sería cierto el pacto de silencio que ambos habrían acordado y la víctima de tales abusos ahora sería libre de contarlo todo en un libro, algo que promete hacer próximamente. Pero esta no será la primera vez que rompa su silencio. Son varias las ocasiones en las que Giuffre ha revelado nuevos datos sobre su terrible suceso y una de las más llamativas fue su participación en un documental de Netflix titulado «Jeffrey Epstein: asquerosamente rico». Al parecer, no será esta la única pieza audiovisual que pondrá contra las cuerdas al príncipe Andrés, y es que, según recoge el medio «Deadline», se está estudiando la producción de una película que relatará la historia de cómo la «BBC» consiguió la infame entrevista en la que el duque de York se desvinculó de Jeffrey Epstein y que resultó ser un cúmulo de mentiras.

El príncipe Andrés junto a Virginia Roberts en 2001
El príncipe Andrés junto a Virginia Roberts en 2001

El mismo portal señala que la cinta recibiría el nombre de «Scoop» y que Hugh Grant podría ser el encargado de dar vida al príncipe Andrés. Se cree también que en dicho film podría aparecer una comprometedora foto de éste, que sacudiría los cimientos de la Familia Real. El fotógrafo de la BBC, Mark Harrison, participó en dicha entrevista y afirma que posee una imagen que «avergonzaría» al duque de York y a todo el país: «Ha sido vista solo por unas pocas personas, pero sería un gran problema para la Familia Real». Tanto es así que incluso el propio protagonista habría presionado para mantenerla en privado.

Misterio inmobiliario

Tales información llegan después de que «The Sun» publicase la semana pasada que su ex esposa Sarah Ferguson había comprado una casa de 5 millones de libras en el elegante barrio de Mayfair en Londres, a pesar de quejarse de que estaban en apuros económicos. Al parecer, se podría tratar de «una inversión a largo plazo para las hijas, la princesa Beatriz y Eugenia». Una misteriosa inversión que genera dudas, ya que la ex pareja ha vivido anteriormente en una serie de casas controvertidas, a menudo pagadas o hipotecadas. Incluso se dice que Andrés tomó un préstamo del príncipe Carlos para cubrir la mayoría de los gastos del acuerdo con Virginia Giuffre, junto con un pago de dos millones de la reina Isabel a la organización benéfica de la víctima.