Gente

Realeza

La historia de la herencia millonaria de los Reyes Felipe VI y Letizia que les ha llevado hasta Menorca

Un farmacéutico de la isla les legó parte de su patrimonio tras su muerte, en el que se incluía su botica

Los Reyes Felipe VI y Letizia han viajado hasta Menorca, un destino muy especial para ellos, puesto que la isla ha sido testigo de sus vacaciones de verano junto a la Familia Real desde hace muchos años. Su visita ha comenzado por el islote del Rey, un pequeño trozo de tierra emergida en el puerto de Mao. Se trata de un espacio natural protegido por su biodiversidad, compuesta por diferentes especies de flora y fauna autóctonas.

Además, en el islote se encuentra también un hospital militar que se remonta al siglo XVIII y una iglesia paleocristiana en ruinas cuya construcción data del siglo VI.

Pero la verdadera razón por la que los Reyes Felipe VI y Letizia se han dejado caer por Menorca está relacionada con una millonaria herencia que recibieron hace más de una década, en el año 2010, tras el fallecimiento de Juan Ignacio Balada Llabrés. Ese farmacéutico muy conocido en la isla legó a los monarcas, sus hijas y sus sobrinos un patrimonio valorado en 10 millones de euros, en el que se incluía su antigua botica. Lo más sorprendente de todo es que el hombre en cuestión nunca había conocido en persona a Sus Majestades o a cualquier otro miembro de la Familia Real.

Los Reyes Felipe VI y Letizia en Menorca
Los Reyes Felipe VI y Letizia en MenorcaLorena SopênaEuropa Press

Tras sopesar si recibir o no la herencia, los Reyes decidieron aceptarla para destinarla a fines benéficos, y así crearon la Fundación Hesperia, que presiden de forma honorífica. Y es precisamente esta organización filantrópica la que ha motivado la visita de don Felipe VI y doña Letizia, que han querido estar presentes en la inauguración de la farmacia que heredaron hace más de diez años y que ha sido rehabilitada. El local ejercerá como centro de operaciones de la Fundación de Discapacitados de Menorca, aportando así su granito de arena a la mejora social de la ciudad.

Desde su creación, la Fundación Hesperia ha colaborado con diferentes causas. Además de destinar fondos a los afectados por el volcán de La Palma, recientemente también ha realizado generosas donaciones para los refugiados de la guerra de Ucrania.