Gente

Paloma Cuevas celebra el amor tras su divorcio de Enrique Ponce

La socialité ha dejado claro que sigue creyendo en las almas gemelas

Paloma Cuevas
Paloma CuevasJesús BrionesGtres

Ya ha pasado más un año desde que Paloma Cuevas y Enrique Ponce anunciaron su separación, y no ha sido hasta hace pocos días cuando por fin hicieron oficial su ruptura con la firma de su divorcio. Después de unos meses complicados, la socialité puede pasar página y empezar a reconstruir los cimientos de su vida. Las lágrimas han dado paso a la sonrisa, una sonrisa que luce siempre que puede a través de sus redes sociales. Lo cierto es que la empresaria es muy activa en su cuenta de Instagram, y comparte con sus más de 150.000 seguidores sus momentos más felices.

Hoy, domingo 18 de julio, Paloma Cuevas se ha puesto de punto en blanco y se ha presentado en el enlace del hijo de su buena amiga Cristina Yanes, dispuesta a celebrar el amor por todo lo alto, justo después de hacer oficial su divorcio de Enrique Ponce. Paradojas de la vida... De este modo, la diseñadora deja claro que sigue creyendo en los finales felices y las almas gemelas, y que su ruptura con el padre de sus hijas no le ha hecho perder la fe en el matrimonio. Dicen que de una boda sale otra...

Paloma Cuevas en la boda del hijo de su amiga FOTO: Paloma Cuevas Instagram

Para la ocasión, Paloma Cuevas se ha decantado por un elegante vestido ceñido en color azul turquesa, con cuello halter en forma de V. Además, la empresaria ha culminado su modelito con una maxipamela decorada con un bonito adorno en forma de rosa. “Maravillosa boda, compadres”, ha escrito la socialité en la sección de historias de su cuenta de Instagram.

Paloma Cuevas por fin respira tranquila ahora que su divorcio se ha hecho efectivo a ojos de la Justicia. En los últimos meses se ha especulado mucho acerca de las razones que motivaron la demora de los papeles, y en un principio se señaló a Enrique Ponce como culpable. Recientemente han visto la luz informaciones completamente opuestas, que deslizan que la socialité habría puesto pegas al acuerdo inicial. Por lo visto, tenía discrepancias en la forma en la que se iba a repartir el jugoso patrimonio que ambos han cosechado a lo largo de su matrimonio. En cualquier caso, el divorcio ya es una realidad y desde el círculo íntimo de la expareja se asegura que entre ellos todavía existe una estupenda relación. Vivieron felices y comieron perdices, pero cada uno por su cuenta....