Gente

Crónica de Lomana: ¡Sí! Esther Doña y Santiago Pedraz son pareja

Carmen Lomana aclara de una vez por todas la relación entre su gran amiga Esther Doña y el juez Santiago Pedraz. La socialité explica la tensión en que la viuda de Falcó ha vivido estos meses.

Esther Doña y Santiago Pedraz en Madrid
Esther Doña y Santiago Pedraz en Madrid FOTO: UAT GTRES

El mundo de la prensa de corazón anda revuelto, feliz y sorprendido con la posible nueva pareja: Esther Doña y el juez Santiago Pedraz, a quienes se les ha visto paseando encantados por las calles de Madrid, en compañía de la adorable perrita de la viuda del marqués de Griñón. Puede que sea solo un amigo, que además ya lo era de su difunto marido y de ella, pues frecuentaban el mismo círculo de amigos, y, según me ha hecho llegar Esther, Carlos y él se admiraban mutuamente. Entre ambos había desde hace años una sólida amistad, por lo que Pedraz no es una persona ajena al círculo de Esther.

No es un secreto a voces que Esther Doña es una de las mujeres más bellas, femeninas y educadas que se pasea por las páginas del papel couché patrio, así que no es de extrañar que Pedraza, un hombre también tremendamente atractivo y culto, esté encantado de salir con ella, y, por supuesto, ella con él.

Esther Doña y Carmen Lomana en la misa en memoria de Carlos Falcó
Esther Doña y Carmen Lomana en la misa en memoria de Carlos Falcó FOTO: Óscar Ortiz Europa Press

La que escribe estas líneas puede asegurar que están felices y que hay mucho más que amistad entre ellos, algo de lo que me alegro enormemente. Esther ha sufrido mucho con las dos recientes muertes de personas queridísimas y fundamentales en su vida. Hablo de su padre y su marido, José Doña y Carlos Falcó, respectivamente. Unido a esto, ha tenido que enfrentarse también a la soledad de la finca ‘El Rincón’, la enorme propiedad, de Aldea del Fresno, donde vivía con el marqués, de la que ella era usufructuaria y que no debía abandonar sin antes llegar a un acuerdo con los hijos del aristócrata. Fueron tiempos realmente difíciles.

Esther ha sido muy cuestionada y criticada por una parte de la sociedad de Madrid que la consideraba una advenediza. ¿La razón? Fundamentalmente por la envidia que provocaba su belleza y juventud entre las mujeres de esa sociedad madrileña, donde Carlos era el soltero más codiciado.

Así que, querida Esther, disfruta de tu nueva pareja sin reparar en comentarios ni en una ni en otra dirección. No es fácil encontrar hombres que merezcan la pena y personalmente, os deseo toda la alegría y felicidad del mundo. Espero veros pronto y charlar largo y tendido sobre la vida y el amor, y sobre todo, conocer al hombre que te hace feliz, el juez de la Audiencia Nacional, ¡qué además es un cañón! Happy time.