Demi Moore y Ashton Kutcher, el fracaso de una relación de tríos e infidelidades

La actriz aceptó mantener relaciones sexuales con su marido y otra persona, un error que acabó por romper la relación

  • Ashton Kutcher y Demi Moore
    Ashton Kutcher y Demi Moore

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2019. 14:30h

Comentada
Paco Rodríguez 20/9/2019

ETIQUETAS

Demi Moore y Ashton Kutcher formaron una de las parejas más comentadas en Hollywood. La ex mujer de Bruce Willis y el joven Ashton comenzaron su relación en 2003 y todo parecía ir viento en popa a pesar de los 15 años de diferencia entre ambos. Tras dos años juntos, la pareja decidió casarse en 2005. Tenían planes de futuro. Querían ser padres. Moore, a sus 43 años, se sometió a un procedimiento de fecundación in vitro, pero los intentos fueron infructuosos. Cuando lograron quedarse embarazados, la actriz de de "Ghost" sufrió un aborto en el sexto mes de gestación y perdió el bebé.

Ese fue el origen de lo que ocurriría después. A Kutcher, un veinteañero, le gustaba divertirse y probar cosas nuevas. Moore, con tal de intentar contentar a su marido accedió a hacer cosas de las que luego se arrepintió. Como relata en su nuevo libro, la actriz accedió a aceptar alguna de las peticiones sexuales de Kutcher, a pesar de que ella no estaba interesada en participar. "Quería mostrarle lo genial y divertido que podría ser".

Así accedió a hacer un trío en dos ocasiones, lo que lejos de ser positivo para la pareja, fue el inicio del fin de la relación. Según relata Moore, "fue un error". De hecho, fue la excusa perfecta que utilizó Kutcher para mantener relaciones sexuales con otras mujeres. Así, la actriz descubrió poco después que su marido había tenido una relación con Brittney Jones. Pero tuvo que enterarse a través de la portada de la revista Star en 2010. La pareja se conoció en una bolera, durante la fiesta de cumpleaños de Romer, la hija de Moore. En la revista, Brittney dijo que se intercambiaron mensajes con todo tipo de sugerencias, pero parecía un paranoico que no quería ser descubierto. "Le pregunté si quería una cita y así es como hicimos planes", dijo a la que que confesó que Kutcher es un gran amante.

Después, Kutcher tuvo otro affaire con Sara Leal, de la que Moore se enteró a través de una alerta de Google. Cuando la actriz se lo recriminó, su marido le dijo que "debido a que habíamos hecho tríos con otras personas ajenas a nuestra relación, Ashton justificó lo que había hecho: "Me sentía mal del estómago, sabía que no estaba mintiendo". La pareja se separó en 2011 y se divorciaron dos años después.

Los años siguientes de la actriz estuvieron plagados de fiestas y relaciones esporádicas con hombres más jóvenes que ella. Uno de ellos fue el italiano Piero Riguetto, exconcursante de la novena edición española de Gran Hermano. En enero de 2012, fue e trasladada la hospital tras haber ingerido drogas y haber sufrido convulsiones. Después de su paso por el hospital Sherman Oaks en Los Ángeles, Moore decidió buscar ayuda para mejorar su agotamiento y mejorar su salud y fue trasladada al centro de rehabilitación Circle Lodge (Utah) durante un mes. Su alto ritmo de vida, la mala alimentación, su extrema delgadez y su adicción a los fármacos habían disparado todas las alarmas. Había tocado fondo.

Por su parte, Kutcher decidió aislarse para superarlo. Después confesaría después que para superar la ruptura se fue Montana a pasar siete días encerrado en una casa en la montaña para desconectar de todo, sin teléfono ni ordenadores. “No comí ni bebí, solo tomé agua y té” y reconoció que llegó a a sufrir alucinaciones. A parte de todo, decidió acabar con todas las relaciones que había tenido. “Escribí a cada relación que tuve donde sentí que había algo de rencor, lamento o cualquier cosa. Escribí cartas a cada persona, y el día siete, las reescribí todas a ordenador y luego las envié“, dijo.

”El carácter sale cuando las revistas te destrozan por algo que puedes o no haber hecho y tienes que ir a actuar mañana, con todo el mundo mirándote como si fueras un adúltero" añadió el actor que también reconoció que la experiencia fue una lección de vida para él: ”Tuve la gran fortuna de divorciarme porque sentí el impacto de la misma y cuánta pérdida hay en ella y cuánto amor hay ahí que no está limpio, limpio o desordenado. Y entendí por fin el divorcio de mis padres de una manera completamente diferente".

Últimas noticias