Gente

Adiós, Paloma Cuevas: Enrique Ponce tiene vía libre para casarse con Ana Soria

Tras varios meses de demora, el torero y la empresaria han hecho efectiva su ruptura a ojos de la Justicia.

El torero Enrique Ponce y Paloma Cuevas durante el entierro de Felicidad Salazar Simpson en Tres Cantos / Gtres
El torero Enrique Ponce y Paloma Cuevas durante el entierro de Felicidad Salazar Simpson en Tres Cantos / Gtres

Ha tenido que pasar más de un año desde que Paloma Cuevas y Enrique Ponce anunciaran su separación para que su divorcio por fin se haga oficial. Tras muchos meses de demora por razones todavía inciertas, el torero ha firmado los papeles que la empresaria ya tenía listos poco después de la ruptura, según la informaciones iniciales. Tal y como ha anunciado Almudena del Pozo en el programa ‘Estando Contigo’ de Castilla la Mancha Media, la ratificación se ha hecho efectiva en la mañana de este jueves 16 de julio, poniendo así fin a un proceso que se ha alargado en el tiempo más de lo esperado.

Aunque en un principio se publicó que la separación se llevaría a cabo de forma amistosa y de mutuo acuerdo, fuentes cercanas a la ya expareja aseguraron en su día que la supuesta demora de Enrique Ponce a la hora de firmar el divorcio habría sacado de quicio a una Paloma Cuevas deseosa de terminar cuanto antes con ese doloroso proceso para poder pasar página. Sin embargo, en las últimas semanas han visto la luz informaciones que apuntan a direcciones completamente opuestas. Por lo visto, habría sido la empresaria quien más trabas habría puesto en el momento de llegar a un acuerdo.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas. FOTO: Instagram La Razón

De hecho, sería Enrique Ponce el que más predispuesto habría estado a firmar los papeles del divorcio de una vez por todas, mientras que Paloma Cuevas se habría resistido a raíz de diferentes desavenencias en el acuerdo inicial. Por lo visto, la empresaria no estaba del todo conforme con la repartición que se había hecho del extenso patrimonio que el matrimonio ha cosechado a lo largo de sus más de 25 años unidos.

Incluso se llegó a barajar la posibilidad de que Enrique Ponce y Paloma Cuevas pudieran recurrir a la Justicia para cerrar su divorcio, incapaces de llegar a un punto en común. Por fortuna, no ha sido necesario que se vieran las caras en los tribunales, y su separación ya es una realidad. De momento, se conocen muy pocos detalles acerca del acuerdo que han aceptado, pero se espera que la socialité conceda en los próximos días una entrevista en exclusiva para su revista de cabecera.

Tan solo unas horas después de que la ruptura se haya hecho oficial de cara a las administraciones públicas, son muchos los que se preguntan si el torero aprovechará su recién adquirido estado civil para volver a pasar por el altar con Ana Soria, la joven de Almería con la que mantiene una relación desde hace más de un año.