Gente

Vicky Martín Berrocal luce su nueva figura tras perder casi 20 kilos

La diseñadora muestra orgullosa su silueta, aunque recalca que siempre se ha gustado

Vicky Martín Berrocal con vestido de Zara.
Vicky Martín Berrocal con vestido de Zara.@vickymartinberrocal

En este recién estrenado mes de agosto, Vicky Martín Berrocal se ha tomado una merecidas vacaciones de verano y ha reservado varios días en el lujoso Vila Vita Parc Resort & Spa, un resort de cinco estrellas sito en un lugar privilegiado del Algarve portugués, cuyo principal atractivo según la web oficial es su “elegancia y estilo atemporales, gama insuperable de servicios y comodidades, instalaciones ultra lujosas y un sensual y exuberante entorno costero”.

La diseñadora, que ya es toda una influencer con más de un millón de seguidores en su cuenta de Instagram, comparte con sus fans los mejores momentos de su vida, y no podían faltar imágenes de sus envidiables vacaciones en el país vecino. Vicky Martín Berrocal presume estos días de una tonificada figura y en sus redes sociales no escatima en fotografías con ropa de baño.

Lo cierto es que la que fuera concursante de MasterChef luce una silueta espectacular tras haber perdido casi 20 kilos, aunque Vicky Martín Berrocal deja claro en su cuenta de Instagram que siempre se ha gustado, marcara lo que marcara la báscula. “Esta es la que soy hoy… y no es mejor que la que a veces fui. De todas las formas posibles, siempre me gustó lo que vi”, ha señalado junto a un selfie en el que aparece radiante.

De hecho, muchos amigos conocidos de Vicky Martín Berrocal no han podido resistirse a comentar su fotografía, alabando el espectacular físico de la diseñadora de 48 años. “¡Bravo! Eres siempre la mejor, la mejor y la mejor”, ha apuntado Boris Izaguirre, su compañero en el reality show de cocina de Televisión Española. Paula Echevarría ha utilizado la onomatopeya del silbido para dejar claro que le encanta lo que ve: “fiu, fiu”; mientras que su hija Alba Díaz ha hecho lo propio con el sonido de una bomba: “¡Booom!”, indicando así lo orgullosa que está de su madre, toda una ‘sex bomb’