Gente

Paloma Cuevas y Enrique Ponce: este es su nexo de unión y sus proyectos futuros.

LA RAZÓN profundiza en los próximos pasos de la ya expareja

El torero Enrique Ponce y Paloma Cuevas durante el entierro de Felicidad Salazar Simpson en Tres Cantos / Gtres
El torero Enrique Ponce y Paloma Cuevas durante el entierro de Felicidad Salazar Simpson en Tres Cantos / Gtres

El 15 de julio Paloma Cuevas y Enrique Ponce daban por finalizados legalmente sus veinticinco años de matrimonio. Una rúbrica que retrasó el torero varios meses sin una razón de peso aparente. Su exmujer ya había firmado el documento meses atrás donde no exigía nada extraordinario. Es más, y según las informaciones recabadas por este periódico “Paloma ha sido muy generosa. A ella lo único que le importa era y es la estabilidad emocional de sus hijas. A Enrique también, por supuesto, pero tenía demasiadas voces a su alrededor con indicaciones interesadas. Los divorcios a varias bandas con artistas invitados se complican”.

Este sería el resumen de un proceso legal eterno que por fin ha terminado. A pesar de algunos comentarios en sentido contrario la empresaria y el torero mantienen una buena relación. Tanto es así que el próximo día 11 habrá fiesta en La Cetrina para celebrar la Primera Comunión de Bianca, la hija pequeña que tuvo que retrasar su Eucaristía por cuestiones ajenas al divorcio de sus padres. Los vaivenes en la salud de su abuelo Victoriano y que varios familiares directos no tuvieran aun el ciclo completo de la vacuna del COVID retrasaron el acontecimiento religioso.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas. FOTO: Instagram La Razón

Desde el primer momento el lugar elegido para esta reunión de los Ponce Cuevas fue la finca de Navas de San Juan (Jaén) propiedad de Enrique Ponce. Nunca se barajó otra localización ni este campo se convirtió en motivo de litigio en la repartición de bienes y patrimonio. La adquirió el torero con el primer dinero importante que gano y por consejo Juan Ruiz Palomares el que fuera una de las personas importantes en la vida profesional junto con Victoriano Valencia. Su apoderado en aquellos primeros años les dijo “lo primero, la finca, y una vez que la tengas pagada, te compras el Mercedes”. Con el tiempo fue comprando terreno hasta completar las más de novecientas hectáreas que conforman en la actualidad esta empresa agrícola y ganadera donde se crían toros de lidia que llevan su propio hierro.

Continuar con esta explotación para que siga siendo rentable es una de las actividades en las que está centrado Ponce que por ahora no tiene fecha para su vuelta a los ruedos. Retomar la comercialización del aceite que hasta la pandemia era uno de los proyectos importantes de la economía familiar y en la que Paloma estaba muy involucrada, tanto a la hora de abrir mercado en México como en colocarlo en los restaurantes de nivel en España . Hay que tener en cuenta que ella se licenció en económicas en Estados Unidos y ha llevado sus propias empresas sin que hubiera desajustes.

Enrique Ponce y Ana Soria FOTO: GAA GTRES

La Cetrina, por lo tanto forma parte de ese nuevo capítulo en la actual vida de Ponce. Nunca se cuestionó esta propiedad. Otra cosa a tener en cuenta es la inversión económica y personal que hizo Paloma Cuevas en este reducto familiar. Una historia similar a la de Rocío Jurado y Ortega Cano. El torero compró Matute (que así se llamaba la propiedad antes de Yerbabuena) a su colega Espartaco y la artista la mejoro y construyo la ermita de las Vírgenes en las que se casó con Ortega.

A partir de ahora los que fueron la pareja modélica han cerrado un capítulo de sus vidas en común y comienzan los nuevos caminos. Ponce tiene por delante su compromiso con Ana Soria. Una vez divorciado ya no hay impedimento para una boda civil que parece ser es lo que quiere el círculo familiar más directo. En este aspecto hay que recordar que Soria tiene pendiente acabar su carrera de Derecho. Cuando la relación se hizo pública y comenzaron su vida común en Almería, el lugar de nacimiento de la joven y donde se siente arropada por sus padres, Ponce alquilo un precioso ático. Esta vivienda más La Cetrina son ahora los cuarteles generales del torero y su novia que deberá acostumbrarse a la vida en el campo.

Paloma Cuevas FOTO: Jesús Briones Gtres

Con el divorcio firmado Paloma Cuevas también ha emprendido su vuelo independiente. Este verano pasó las vacaciones en una casa en Marbella que alquiló Victoriano Valencia para tener a su familia junta. A diferencia del año anterior en que vivió enclaustrada, este agosto salió a comer y cenar con su grupo de amigos. Entre estos se encontraba Miranda Risburger, la mujer de Julio Iglesias con la que ha compartido momentos felices en la “Cuatro Lunas”, la finca de Ojén. En el aspecto profesional tiene varios proyectos. El más importante su colaboración con Rosa Clará. A finales de septiembre las empresarias mostraran esa unidad profesional. Paloma Cuevas ha diseñado doce vestidos de fiesta. No es la primera vez que lo hace pero si la primera vez que esa actividad forma parte de un trabajo profesional. En la pasada gala Starlite que se celebró en Marbella, lució un precioso traje diseñado por ella misma.

Julio Iglesias cantaba “La Vida sigue igual”. Para Paloma y Enrique su trayectoria común se ha separado y ya la vida no es igual. Ahora cada uno tiene sus sendas diferenciadas aunque siempre tendrán que entenderse por las hijas en común. La Primera Comunión de Bianca el 11 de septiembre será la primera vez que las familias de ambos se vuelvan a encontrar en La Cetrina.