Gente

Kiko Rivera, el “niño proscrito” de Encarna Sánchez

Según el libro ‘Directamente, Encarna Sánchez’, esta no le quería presente en su amistad cotidiana con Isabel Pantoja

LA CANTANTE ISABEL PANTOJA , LA PERIODISTA ENCARNA SANCHEZ Y MILA XIMENEZ EN LOS ESTUDIOS DE LA COPE
©KORPA
MADRID
LA CANTANTE ISABEL PANTOJA , LA PERIODISTA ENCARNA SANCHEZ Y MILA XIMENEZ EN LOS ESTUDIOS DE LA COPE ©KORPA MADRIDKPGTRES

A Encarna Sánchez nunca le gustó Kiko Rivera, no le quería presente en su amistad cotidiana con Isabel Pantoja, le sobraba el querubín, y siempre se inventaba cualquier excusa para que la cantante dejara en casa con la abuela doña Ana a su niño del alma.

Lo cuenta en su libro, ‘Directamente, Encarna Sánchez’, su autor, Juanele Zafra, y desveló también que la veterana periodista era contraria a que su amiga entrañable adoptara una niña. Su muerte prematura evitó un enfrentamiento entre ambas, y la tonadillera se debió a ir a Perú a por Chabelita.

Kiko era un crío cuando Encarna le demostró tan escaso cariño, pero su madre tuvo más de una bronca ante el ninguneo de la icónica estrella radiofónica hacia su hijo. Esta fue una de las causas del distanciamiento entre las dos mujeres.

Fue entonces cuando Isabel inició una sólida relación con María del Monte, algo que llenó de celos y de rabia a Sánchez, quien intentó hundir por todos los medios a su alcance a María, a la que odiaba profundamente.

La periodista adoraba a Isabel, quiso “disfrutar de sus afectos” en soledad, sin otras intermediarias, y le salió el tiro por la culata. Isabel acabó harta de la obsesión de Encarna por acapararla y se desligó totalmente de ella. Y esta jamás le perdonó lo que consideraba una traición: su unión tan profunda con María del Monte.