Gente

El emotivo abrazo de Cayetano Martínez de Irujo y su sobrina Cayetana Rivera, en la misa homenaje a la duquesa de Alba

El acto, al que no asistieron ninguno de los hermanos del duque de Arjona, conmemoraba el séptimo aniversario del fallecimiento de la aristócrata

Fiel a la tradición, Cayetano Martínez de Irujo ha homenajeado a su madre cuando se cumplen siete años del fallecimiento de la duquesa de Alba El duque de Arjona ha organizado una misa en su honor en el templo sevillano de la Hermandad del Cristo de losGitanos, el mismo que Cayetana de Alba eligió para que reposaran sus cenizas.

Hago esta misa por mí y para mi madre. Es a título personal, yo no la hago para que venga nadie. Aviso a todos, porque entiendo que es lo correcto”, señaló Cayetano Martínez de Irujo a la revista ¡Hola! a sabiendas de que sus hermanos, con quien mantiene alguna que otra discrepancia, no acudirían.

Cayetana Rivera y Cayetano Martínez de Irujo, durante la misa-homenaje por el fallecimiento de la duquesa de Alba.
Cayetana Rivera y Cayetano Martínez de Irujo, durante la misa-homenaje por el fallecimiento de la duquesa de Alba. FOTO: CRISTOBAL_DUENAS GTRES

La que sí acudió fue su sobrina Cayetana, hija de Eugenia Martínez de Irujo y del torero Fran Rivera, quien se ha fundido en un cariñoso abrazo con su tío antes de entrar a la iglesia donde se homenajeaba a su abuela. La joven de 22 años, que lucía una de las mascarillas que diseña su madre, estuvo acompañada en algún momento por Bárbara Mirjan, pareja del duque de Arjona y con quien Tana tiene muy buena relación.

Como viene siendo habitual, el servicio religioso ha estado oficiado por el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, amigo de la familia y confesor personal de la duquesa de Alba. Fue también el encargado de oficiar la boda de los duques de Huéscar y los condes de Osorno, así como el bautizo de Rosario, la hija de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo.

Aunque fue el único presente en la misa-homenaje a su madre, Cayetano Martínez de Irujo ha destacado a ¡Hola! que sus hermanos Eugenia y Fernando “han participado económicamente en la esquela, la misa y las flores”.