Gente

Christina, ex de Camilín: “Se pasa de la raya en las fiestas, nunca mejor dicho...”

El hijo del famoso cantante se encuentra ingresado en el hospital Puerta de Hierro

Camilo Michel Blanes por las calles de Torrelodones
Camilo Michel Blanes por las calles de Torrelodones FOTO: UAT GTRES

Este mismo jueves se hacía pública la noticia de que Camilo Blanes, el hijo de Camilo Sesto y Lourdes Ornelas, había sido ingresado de urgencia en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda tras haber sufrido una fatal caída mientras circulaba en bicicleta. Según reveló el periodista Aurelio Manzano, la víctima permaneció tendido en el suelo, incapaz de levantarse, durante un periodo de tiempo prolongado, bajo la lluvia y sometido a las bajas temperaturas propias de la sierra madrileña. Aunque apenas han trascendido noticias sobre su estado de salud, se conoce que la situación era relativamente grave y, aunque estable, tuvo que pasar varios días en la UCI.

Ahora, desde ‘Socialité' han confirmado que Camilo Blanes por fin ha sido trasladado a planta, lo que lleva a entender que su estado de salud va mejorando. A pesar de la versión difundida sobre su accidente de tráfico en bicicleta, lo cierto es que circulan rumores que alertan de que unos supuestos problemas de adicciones serían los que verdaderamente le han llevado hasta el hospital. Así lo mantiene su exnovia Christina, quien asegura que el hijo de Camilo Sesto ha pasado varios días celebrando su cumpleaños: “Se pasa mucho de la raya en las fiestas, nunca mejor dicho...”.

Camilo Michel Blanes en una imagen de archivo
Camilo Michel Blanes en una imagen de archivo FOTO: UAT GTRES

Con este juego de palabras, la joven da a entender que Camilo Blanes mantendría unos hábitos muy poco saludables que le habrían llevado a una especie de espiral autodestructiva de la que por lo visto le está costando salir. Lourdes Ornelas, la madre de Camilín, ya se refirió públicamente sobre este polémico asunto y lamentó que la legislación española no le permitía ingresar a su hijo en un centro de desintoxicación sin su consentimiento. De momento, el joven no parece querer ayuda para tratar su supuesto problema de adicciones, y desde su círculo íntimo confían en que “este susto le sirva para abrir los ojos”.

Recientemente se hicieron públicos una serie de vídeos en las que Camilín aparece andando notablemente desorientado a altas horas de la madrugada al lado de una autovía. Las imágenes despertaron una vez más la preocupación por el hijo de Camilo Sesto y reavivaron las habladurías sobre sus supuestos problemas de adicciones. Hoy, algunos de sus amigos más cercanos han asegurado en ‘Socialité' que el joven sufriría “delirio de persecución”, un trastorno que lleva a quien lo sufre a sentir un miedo irracional a ser secuestrado.