Gente

El “Gordo” que hizo realidad el sueño de Nacho Guerreros de convertirse en actor

Al actor le tocó la Lotería de Navidad en 2002

Nacho Guerreros, en una imagen de archivo
Nacho Guerreros, en una imagen de archivo

Trabajaba como camarero, pero su deseo era convertirse en actor. Al padre de Nacho Guerreros, el popular Coque de “La que se avecina”, la suerte le sonrió con el Gordo” de la Lotería de Navidad en el año 2002, y le prestó el dinero a su hijo para que hiciera realidad su gran sueño.

Nacho lo invirtió en comprar los derechos de la obra teatral “Bent”, una iniciativa decisiva para su futuro profesional y que le abrió las puertas del reconocimiento artístico.

Se convirtió en su protagonista y fue tal el éxito de público conseguido que le nominaron a uno de los galardones en los premios de la Unión de Actores.

Aunque ya había interpretado algunos papeles, a Nacho aquel sorteo le cambió la vida y le permitió dejar el bar en el que trabajaba y dedicarse por entero a su carrera actoral.

Nacho es hoy uno de los artistas más populares de nuestra televisión, su gracejo en el papel de conserje de Montepinar nunca pasa desapercibido, porque Guerreros ha dotado de una personalidad a Coque que contó desde el principio con el beneplácito de la audiencia.