Gente

Imágenes: Jacobo y Gabriela, los hijos de Jaime Ostos, devastados tras la muerte de su padre

Las cenizas del torero llegarán hoy a España desde Colombia, donde se encontraba de viaje

Jacobo Ostos, devastado tras la muerte de su padre
Jacobo Ostos, devastado tras la muerte de su padre FOTO: G3 GTRES

Ayer por la tarde se daba a conocer la trágica noticia de que Jaime Ostos había perdido la vida a los 90 años a consecuencia de un infarto. El torero se encontraba de viaje en Colombia con su mujer, Mari Ángeles Grajal, una tierra hasta la que solían viajar juntos cada año en Navidad. Para evitar problemas y complicaciones de repatriación, la familia ha tomado la decisión de incinerar al maestro en Bogotá para posteriormente trasladar sus cenizas a España junto a la viuda en un vuelo que llegará hoy mismo. “Con lo felices que estábamos... No lo entiendo”, lamentaba ayer la esposa del diestro.

La familia entera está sumida en una profunda pena, y es que a pesar de la avanzada edad de Jaime Ostos, todos sus seres queridos coinciden en que se encontraba perfectamente de salud. “Mi padre estaba genial”, expresó un afligido Jacobo Ostos, concursante de ‘Supervivientes 2011′, en ‘Viva la vida’. El joven se ha mostrado completamente compungido hasta las cámaras, incapaz de contener las lágrimas, tal y como muestras las imágenes publicadas.

Jacobo Ostos llora la pérdida de su padre Jaime Ostos
Jacobo Ostos llora la pérdida de su padre Jaime Ostos FOTO: G3 GTRES

Además, Jacobo Ostos ha publicado una serie de fotografías junto a su padre en su cuenta de Instagram a modo de homenaje, y también ha compartido un vídeo en el que aparece llorando para dar las gracias a todos los que se han tomado un minuto de su tiempo para enviarle un mensaje de apoyo. “Me está siendo muy duro. Ha sido un shock que pase teniéndole tan lejos”, lamentaba.

Gabriela Ostos visita la iglesia donde se casaron sus padres tras la muerte de Jaime Ostos
Gabriela Ostos visita la iglesia donde se casaron sus padres tras la muerte de Jaime Ostos FOTO: G3 GTRES

Igual de afectada se ha podido ver a su hermana Gabriela, que ha visitado la iglesia donde se casaron sus padres para recordar aquellos momentos felices que unieron a toda la familia. “Estamos todos muy mal, nadie nos esperábamos esto. Estamos cada uno en un sitio, no hemos tenido la oportunidad de estar con él y de verlo”, señaló ayer durante su intervención en ‘Viva la vida’.

La que tampoco lo está pasando nada bien es la viuda, Mari Ángeles Grajal, “que está igual o peor que nosotros”, según Jacobo Ostos. A pesar de los difíciles momentos que atraviesa la familia, todos coinciden en recordar al torero como una buena persona que ayudaba a todo el mundo y que vivió sus últimos años tal y como él quería. “Ha muerto como quería: bailando con su gente y el amor de su vida”, celebró su hijo en una de sus últimas declaraciones.