Gente

Paqui España, hija de Paco Gento: «Como persona y como padre ha dejado mucho que desear»

La Justicia acaba de reconocerla como hija legítima de Paco Gento, y piensa luchar por lo que considera que es suyo

Paqui España, hija de Paco Gento
Paqui España, hija de Paco Gento FOTO: Sandra R. Poveda La Razón

Tiene 62 años, es de origen malagueño, trabaja para la Junta de Andalucía y se llama Francisca España, aunque, más pronto que tarde, su primer apellido será Gento. El pasado mes de abril, y tras varias demandas de paternidad, la Justicia le daba la razón reconociéndola como hija del futbolista recientemente fallecido, Paco Gento. Rechazada por la que legalmente es su familia, Paqui, como quiere que la llamen, no dudará en luchar por lo que es suyo. La herencia que le corresponde es uno de sus principales objetivos a corto plazo, a pesar de que sus dos hermanos y la mujer del propio Gento, Mari Luz Real, no se lo están poniendo nada fácil.

Imagino que está contenta con la resolución definitiva de esta sentencia, que dictamina que es la hija de Paco Gento ...

Llevábamos mucho tiempo esperando a que saliera esta resolución. Hay muchas manos por todos lados, y la verdad es que esto no era normal.

¿Cómo recibió la noticia del fallecimiento de su padre?

Ya tenía 88 años... Ten en cuenta que mi madre se murió el año pasado, es como si ella se lo hubiera llevado a él. Es una pena que este hombre no haya puesto de su parte, porque el nombre de «padre» le ha quedado muy grande.

¿Le hubiera gustado compartir tiempo y momentos con él?

Yo, desde pequeña, siempre he tenido la esperanza, pero viendo que con el paso tiempo él no hacía nada, pues ya no me quise ocupar nunca más.

¿Cómo va a gestionar el asunto de la herencia?

Se supone que me corresponde la legítima. Mi abogado hablará con los otros dos hijos, pero me imagino que no querrán llegar a ningún acuerdo, porque así han actuado durante estos años. Yo no he luchado contra una persona, sino contra cuatro. No me han dejado otra opción que pasar por el juzgado, y para mí ha sido muy triste, porque tener que demandar a un padre que sabía perfectamente que yo era su hija...

Los jugadores del Real Madrid guardan un minuto de silencio en honor a Paco Gento
Los jugadores del Real Madrid guardan un minuto de silencio en honor a Paco Gento FOTO: Manu Fernandez AP

¿Siempre supo que Gento era su padre?

Mis padres tenían una relación. Los dos tenían mucho carácter, y cuando ella estaba en estado, pues le pidió explicaciones, pero él no quiso saber nada. Él quería separarse de ella, pero quería que no le molestara con nada. Se separaron, ella me tuvo a mí, y fue un hermano de él a verla y a comprobar que estábamos bien. Mi padre ni quisiera se preocupó. Soy la única niña que tenía, y aunque me criaron mis abuelos, él tenía una responsabilidad de la que no se hizo cargo. Como persona y como padre ha dejado mucho que desear.

¿Usará Gento como apellido?

Sí, porque es que lo soy, pero tengo claro que mis otros apellidos, España y Núñez, le dan diez mil vueltas a Gento, pero es mi padre y yo eso no lo puedo borrar. Si hubiera tenido que elegir un padre, no le hubiese elegido a él.

¿Por qué cree que sus hermanos se han portado así con usted?

Hace mucho tiempo me dijeron que la mujer de mi padre, Mari Luz, era de armas tomar. Tiene una fama muy mala y creo que ella era peor que él. A los dos hijos no los conozco, pero se supone que son médicos, aunque no sé qué humanidad tendrán... Me da mucha pena, porque yo soy hija única, y si ellos hubieran querido, pues yo tendría dos hermanos.

Incluso conociendo su rechazo, ¿le gustaría conocerlos?

No. Yo no he dado ninguna vez el primer paso porque soy muy orgullosa. Otra cosa sería que ellos vinieran a mí. Por mis valores, nunca les volvería la cara. Lo único que han querido es quitarme de en medio y no darme el apellido.

¿Habló con su padre en alguna ocasión?

Cuando llamaba, siempre se ponía ella. Le dije quién era y me dijo que no me conocía y que yo no era nadie, entonces le colgué. Una de esas veces, cogió el teléfono mi padre. Le dije que era Paqui España y me dijo que conocía mi existencia. Le pregunté que qué pensaba, y como me dijo que «nada», pues le mandé a la mierda.