Gente

Enrique Ponce y Ana Soria encaran una etapa fuera de España y lejos de Paloma Cuevas

Viajarán hasta Latinoamérica, donde pasarán una buena temporada

Enrique Ponce y Ana Soria
Enrique Ponce y Ana Soria FOTO: Instagram

En junio del año pasado, Enrique Ponce anunció que se retiraba de los ruedos durante un “tiempo indefinido”, pero poco después se confirmó que emprendería una gira por las plazas de Sudamérica y España para despedirse por todo lo alto. El momento ha llegado, y el torero está a punto de hacer las maletas para cruzar el charco y recorrer los ruedos latinos durante una buena temporada. Su primera parada será la ciudad mexicana de Aguascalientes, donde faenará este mismo sábado acompañado de su amigo José Tomas. Junto a él viajará también Ana Soria, la joven almeriense con la que mantiene una relación sentimental desde 2020.

Aunque al principio eran pocos los que apostaban por su incipiente romance, el tiempo ha demostrado lo unidos que están. Tanto es así que Ana Soria está dispuesta a aparcar su estudios de Derecho para acompañar a su pareja en la gira más importante de su vida. No será fácil para ella, teniendo en cuenta lo mucho que sufre al ver a Ponce arriesgar su vida frente a un toro en las plazas. Además, la joven estará alejada de sus amigos y familiares durante unos cuantos meses en los que viajará sin descanso por diferentes puntos de Latinoamérica, pero nada la frenará a la hora de estar junto a Enrique en este momento.

Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar
Ana Soria y Enrique Ponce, amor en alta mar FOTO: Instagram

Antes de partir, el torero se ha reunido con Paloma Cuevas para asegurarse de que no tiene inconveniente alguno en que emprenda esta nueva gira. Junto a ella tiene dos hijas, fruto de su matrimonio de más de dos décadas, y las pequeñas pasarán una buena temporada alejadas de su padre. La empresaria entiende que la profesión de su exmarido entraña estas ausencias, y se muestra comprensiva ante la gira de despedida que con tanto entusiasmo ha planeado. Las videollamadas, además, ayudarán a que Enrique Ponce y las niñas puedan sentirse un poco más cerca, incluso estando a varios miles de kilómetros de distancia.

Además de despedirse definitivamente de sus seguidores, está gira también servirá a Enrique Ponce para equilibrar sus cuentas. Las últimas informaciones apuntaban a supuestos problemas económicos del torero, y por lo visto pretende emplear los ingresos que genere su tour por Latinoamérica en saldar deudas y sanear su bolsillo.