Gente

El beso de Charlène y Alberto de Mónaco que acaba con los rumores de crisis

El soberano monegasco y la princesa han viajado a Oslo junto a sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriella

Alberto de Mónaco y Charlene, de lo más cariñosos en Oslo
Alberto de Mónaco y Charlene, de lo más cariñosos en Oslo FOTO: Marius Gulliksrud GTRES

La visita oficial a Noruega de Alberto y Charlene de Mónaco tiene un gran simbolismo ya que conmemora el centenario del fallecimiento del Príncipe Alberto I. La pareja ha viajado al país nórdico junto a s sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriella.

Haakon de Noruega saluda a la princesa Charlene
Haakon de Noruega saluda a la princesa Charlene FOTO: Marius Gulliksrud GTRES

La agenda incluía la inaguración de una exposición en el Museo Fram, en Oslo, donde los Príncipes protagonizaron unas imágenes que nadie esperaba. Tras unos últimos meses cargados de rumores de crisis de la pareja, separación e incluso divorcio, Alberto y Charlène han querido zanjar el tema de una forma simbólica: dándose un beso en público.

Los mellizos Gabriella y Jacques, a su llegada a Oslo
Los mellizos Gabriella y Jacques, a su llegada a Oslo FOTO: Marius Gulliksrud GTRES

A su llegada al museo, Alberto de Monaco y el príncipe heredero Haakon de Noruega esperaban a la princesa. Si bien el hijo del Rey Harald y la Reina Sonia recibía a la exnadadora con un beso en la mano, el príncipe Alberto lo hacía con un beso en los labios. Hacía tiempo que no se veía a la pareja monegasca tan enamorada y dando tantas muestras de complicidad.

Por su parte, los pequeños de la familia se comportaron de forma mucho más discreta y sin dar tantas muestras de espontaneidad como suele ser costumbre en ellos.